Macri viaja a la Cumbre de las Américas

Sábado, 14 Abr, 2018

Luego, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, ofreció una cena en el Palacio de Gobierno, en honor de los más de 30 Jefes de Estado y de Gobierno de la Región que participarán de la cumbre.

Junto a su esposa, Juliana Awada, Macri viajará después del mediodía hacia Lima, la capital de Perú, en donde ya se encuentra el canciller Jorge Faurie, quien ayer mantuvo reuniones bilaterales con sus pares de Colombia, Perú y Bolivia.

Además de Venezuela, el otro eje de la agenda de Macri en Lima es Estados Unidos, ya que se reunirá a solas con el vicepresidente Mike Pence para pedirle mejores condiciones comerciales para productos argentinos, en particular la exención impositiva para el acero y el aluminio. En tanto, el sábado Macri expondrá durante la sesión plenaria en el Centro de Convenciones de Lima y todo indica que lanzará duras críticas respecto de la situación política y social en Venezuela. "No hay un solo tema en la reunión de Pence".

En la Cumbre de las Américas, que se celebra cada tres años, una vez más se buscará definir una agenda regional para evaluar los temas más urgentes, que en esta oportunidad abordará "el compromiso de los gobernantes contra la corrupción", un problema que con los casos de Odebrecht y Lava Jato destapados en Brasil ha salpicado a varios países latinoamericanos.

Tras la foto oficial y el almuerzo de trabajo, el Presidente mantendrá un encuentro con la prensa argentina presente en la cumbre y luego partirá de regreso hacia Buenos Aires.

También formará parte de la comitiva presidencial el ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien tendrá actividades en Lima, también en el marco de la Cumbre.

De hecho, en el país anfitrión ese tema mantiene aún hoy convulsionados a sus ciudadanos: es que, sospechado por mantener vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, el 21 de marzo renunció quien era su presidente, Pedro Pablo Kuczynski, un día antes de que el parlamento peruano votase su destitución, también acusado por comprar votos de congresales.