Ecuador busca los cuerpos de los periodistas asesinados

Domingo, 15 Abr, 2018

El periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años) habían sido secuestrados el pasado 26 de marzo, y este viernes el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, confirmó su asesinato.

El gobernante ecuatoriano, quien suspendió su visita a Perú para participar en la VIII Cumbre de las Américas, había dado anoche un plazo de 12 horas a los secuestradores para que enviaran una prueba de vida del equipo de prensa.

Los ecuatorianos despertaron con titulares en las portadas de los diarios impresos relacionados con el duelo nacional y con la ausencia de los tres trabajadores de El Comercio, así como con las imágenes del periodista, el fotógrafo y el conductor junto a frases como "Nos quitaron 3" y "Siempre nos faltarán 3", entre otras.

Por lo anterior, indicó: "hemos dispuesto el despliegue de las unidades élite y de la policía", hecho que se une a la ofensiva militar que también lanzó el gobierno de Colombia en la región fronteriza, donde fueron secuestrados los comunicadores, con el objetivo de detener al grupo "Oliver Sinisterra", liderado por un exmiembro de las FARC, identificado como Guacho. Por las fotografías que se mostraron en las redes sociales, todo apunta a que fueron ejecutados y no como dicen los terroristas, que cayeron víctimas de las operaciones militares que venían realizando en Colombia y Ecuador. Sepamos respetar el dolor de nuestros hermanos. "Un país que está en el difícil proceso de construcción de Paz no debería vivir este tipo de situaciones".

La cancillería colombiana informó hoy que la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, viajarán a Quito, para el encuentro con sus pares de Ecuador.

Moreno solicitó al Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) el levantamiento de toda la información pertinente para que el pueblo conozca los esfuerzos realizados por el Estado con el fin de garantizar la vida de los compatriotas.

Ayer mismo, las Fuerzas Armadas intensificaron las operaciones en la frontera norte e informaron de nueve detenciones, así como el decomiso de tres escopetas de fabricación artesanal y 72 cartuchos antiaéreo calibre 50, entre otros. Se les perdió el rastro cuando ingresaron a la zona de Mataje, en el inicio de una crisis durante la cual Moreno llegó a ofrecer 100 mil dólares de recompensa por alguna información sobre los cautivos.

Asimismo, Moreno comunicó que se ha coordinado con actores como la Cruz Roja Internacional las labores de rescate de los cadáveres de los secuestrados.