Afirma Assad: Ataques en Siria estuvieron basados en mentiras

Понедельник, 16 Апр, 2018

La Casa Blanca dice que el presidente Donald Trump continúa decidido a retirar las tropas estadounidenses desplegada en Siria, un mensaje que surge después que el presidente francés, Emmanuel Macron dijera que él convenció a Trump de que mantengan las tropas en ese país.

Acto seguido, Macron defendió los ataques contra las bases militares sirias del sábado a la madrugada como una represalia al presunto uso de armas químicas denunciado por la oposición de ese país árabe y aseguró que no fue una declaración de guerra, sino "una intervención multilateral" puntual.

SANTIAGO, 14 abr (Xinhua) - El gobierno de Chile expresó su "condena" por el presunto uso de armas químicas durante un ataque registrado el pasado 7 de abril en Douma, un suburbio de Damasco con fuerte presencia de rebeldes, del que se acusa al gobierno de Siria.

"Verán que pronto vendrán sanciones contra Rusia", anunció la embajadora en un programa de la cadena de noticias CBS y adelantó que podrían oficializarse mañana lunes.

Haley advirtió consecuencias para los aliados extranjeros de Assad: "Todos los van a sentir".

Esa afirmación del presidente de Estados Unidos generó polémica.

El supuesto ataque químico en Duma fue respondido el viernes a la noche con un bombardeo con misiles por parte de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña contra instalaciones sirias involucradas en la fabricación de arsenal químico.

Cuando se le preguntó acerca de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, Haley dijo que las relaciones estaban "muy tensas", pero que Estados Unidos todavía confiaba en que la relación mejore.

Putin y su par iraní, Hasan Rohani, coincidieron en que los bombardeos dañaron las chances de avanzar por la paz.

El embajador estadounidense en Moscú, John Huntsman, ha asegurado que, "antes de entrar en acción, Estados Unidos se comunicó" con el Gobierno ruso "para reducir el peligro de que hubiera víctimas civiles o rusas".

La senadora republicana Joni Ernst, que calificó al presidente sirio, Bashar al Asad, de 'criminal de guerra', sostuvo que EE.UU. debe asegurarse de que Damasco no pueda utilizar armas químicas en el futuro. Las rondas de diálogo de Astaná, impulsadas por Moscú, Teherán y Turquía, en cambio, siguen avanzando con microacuerdos para treguas parciales y regionales.

Al Assad indicó a sus visitantes que las tres naciones de Occidente habían emprendido una campaña de "mentiras y desinformación" contra Rusia y Siria.