Djukanovic gana elecciones presidenciales en Montenegro en primera vuelta

Lunes, 16 Abr, 2018

Los mil 200 centros de votación abrieron este domingo sus puertas a las 7:00 horas locales (5:00 GMT) para las elecciones presidenciales, en las que parte como claro favorito Milo Djukanovic, líder del gobernante Partido Democrático de los Socialistas (DPS).

Durante sus primeras palabras, tras conocer los resultados, Djukanovic indicó que trabajará para integrar a su país a la Unión Europea (EU).

"Según estas proyecciones, no habrá una segunda vuelta, el presidente ha sido decidido en la primera", declaró el director de CeMi, Zlatko Vujovic.

Djukanovic dirigió el país sin interrupción durante un cuarto de siglo, pero se hizo a un lado luego de las legislativas de octubre de 2016.

De acuerdo con el Centro para el Monitoreo y la Vigilancia (CEMI), Djukanovic ocupa el primer lugar con el 53,9 por ciento de los votos, mientras en segundo se ubicó Mladen Bojanic, aspirante por una alianza de cuatro fuerzas políticas, con el 33,5 por ciento.

Cerca de 533.000 electores fueron convocado a las urnas en 1.214 colegios electorales de este país de 620.000 habitantes. El presidente saliente, Filip Vujanović, no se postula debido a los límites del mandato.

Condujo Montenegro a su independencia de Serbia en 2006 y a su adhesión a la OTAN, efectiva desde el año pasado, para pesar de Rusia y de una parte de los montenegrinos, en su mayoría eslavos y ortodoxos.

Su principal adversario es el empresario Mladen Bojanic, también de 56 años, quien este domingo, al depositar su voto, llamó a 'poner fin al reinado de un autócrata que quiere transformar Montenegro en dictadura'.

Apoyado por las principales formaciones de la oposición, prorrusas o no, contaba con alrededor de un tercio de las intenciones de voto, pronosticaron los sondeos.

Djukanovic parece haber moderado su discurso hostil con el Kremlin y dijo estar dispuesto a "establecer relaciones normales con Rusia, si esta también está dispuesta a hacerlo".

'La oposición nos propone ser una provincia rusa' y defiende 'una política retrógrada sobre el modo de vida multiétnica en Montenegro', acusó Djukanovic, quien cuenta con el apoyo masivo de las minorías croata, albanesa y bosnia, que representan alrededor de 15% del electorado.

Las autoridades judiciales montenegrinas acusaron a las instituciones rusas de estar detrás de un intento de golpe de Estado e incluso de un proyecto de asesinato de Djukanovic que aseguran que desbarataron en octubre de 2016, algo que Moscú rechaza.

El propio Djukanovic ha calificado este resultado "como un firme apego de Montenegro en avanzar por el camino europeo".