"Periodistas fueron asesinados en Colombia" — Ecuador

Lunes, 16 Abr, 2018

Las autoridades, sin embargo, no han logrado capturar al líder del grupo Walter Artízala, alias "Guacho", por quien Ecuador anunció una recompensa de 100.000 dólares, que se suman a los 148.000 dólares ofrecidos por Colombia por información que permita su muerte o captura.

El periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paul Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) del diario El Comercio de Quito fueron secuestrados por guerrilleros que se apartaron del proceso de paz en Colombia.

El Ministro del Interior, César Navas, dijo que igualmente se coordina con las autoridades colombianas y organismos internacionales el rescate de los cuerpos de los periodistas asesinados, pero reconoció que "no se conoce con exactitud donde están los cuerpos".

El asesinato de los tres fue confirmado el pasado viernes por el gobierno ecuatoriano.

Fueron detenidas además dos mujeres, Dévora, alias 'Coca', quien es miembro activo de 'los Guachos', y otra mujer embarazada, quien figura como 'informante'.

Según Navas, los detenidos fueron trasladados a diversas cárceles del país.

Asimismo, dijo que también llegarán esta semana delegados de Fuerzas Armadas y Policía de Colombia con los que se establecerá un plan de seguridad en la frontera.

El FOPE, una organización ecuatoriana sin fines de lucro que nació en 2012, señaló que con esta campaña se reafirmará el compromiso de un periodismo "libre y de calidad".

El comandante de Policía de Ecuador, Ramiro Mantilla, comentó que se han realizado distintos operativos en la zona fronteriza en los últimos meses, y que hasta el momento se ha detenido a 43 personas, presuntamente pertenecientes a una organización liderada por alias "Guacho", incluido en la lista de los más buscados en Ecuador.

Existen en ese sentido diez investigaciones previas abiertas por terrorismo, tráfico armas municiones y explosivos.

Estos ataques, que el gobierno tilda de "criminales", se atribuyen a la delincuencia organizada transnacional ligada al narcotráfico, que opera en la selvática frontera común de 700 kilómetros.