Submarino de EU lanza misiles Tomahawk contra Siria

Lunes, 16 Abr, 2018

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que Washington anunciará el lunes nuevas sanciones contra Rusia en relación con el presunto uso de armas químicas por parte de tropas del gobierno sirio, apoyado política y militarmente por Moscú.

En una primera acción, se lanzaron 76 proyectiles contra un centro de investigación y desarrollo en Barzah, en las proximidades de Damasco; mientras que una segunda ofensiva, en la que se emplearon 29 misiles, tuvo por objetivo un centro de almacenamiento y un búnker en Him Shinshar, en la provincia de Homs.

"¡Misión cumplida!", expresó Trump en la red social Twitter, en la que saludó los ataques "perfectamente ejecutados" por fuerzas estadounidenses, francesas y británicas contra instalaciones sirias por el alegado uso de armas químicas hace una semana en Duma. Por su parte, la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajárova, apuntó que con los ataques "se ha asestado un golpe contra la capital de un Estado soberano que intentó durante años sobrevivir en medio de una agresión terrorista".

En cualquier caso, sostuvo el general, este ataque que "es dos veces mayor que el de abril de 2017" traslada un claro mensaje al presidente Al Asad y supone una "poderosa muestra de unidad" de la alianza que conforman tres de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

EE.UU., en alianza con Reino Unido y Francia, decidió atacar a la República Árabe por el supuesto uso de armas químicas en Duma. No podía haber tenido un mejor resultado.

Los tres países se aliaron en lo que fue una acción contra Siria. El régimen de Al Asad ha sido acusado de atacar con supuestas armas químicas a su propio pueblo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, defendió ayer haberse referido a la operación militar junto a sus aliados en Siria con la polémica frase de "Misión cumplida". Trump no dio detalles sobre el ataque internacional, pero se presume que incluirá una andanada de misiles lanzados desde afuera del espacio aéreo sirio.

"Debemos ser honestos, esto no va a cambiar el curso del conflicto en Siria, pero se puede esperar que aliente a los rusos a llevar al (presidente Bashar) al Assad a la mesa de negociaciones", expresó el ministro del Exterior. "Pero no queremos un enfrentamiento con Rusia, ni ellos con nosotros", concluyó McKenzie.