El extraordinario postre que ofendió al primer ministro japonés

Jueves, 10 May, 2018

"No podemos entender en qué estaba pensando exactamente este famoso chef Segev".

Pero lo que no se tenía previsto, es que esto supuestamente causó un gran sentimiento de incomodidad a la misión japonesa que visitó Jerusalén.

"No hay cultura en el mundo donde se pongan zapatos sobre la mesa", expresó un diplomático japonés no identificado.

El postre ha sido "una decisión tonta e insensible" señaló un diplomático de Israel al Yediot Ajronot.

En Japón es habitual descalzarse al entrar en una casa. Incluso el primer ministro, los miembros del gabinete y otros parlamentarios reciben en su oficina sin zapatos. "Es casi como servir chocolates a invitados judíos en un plato con forma de cerdo". "Ninguna cultura pone los zapatos sobre la mesa", le dijo al diario. Si esto pretende ser humor, no nos parece gracioso.

Segev es uno de los cocineros favoritos del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y preparó comidas para muchos jefes de estado, incluso Donald Trump.

El galardonado chef, quitado de la pena, subió una foto del curioso zapato a su cuenta en Instagram que, además de ganar miles de corazones y comentarios positivos, también se llevó una ola de comentarios que lo atacaron por semejante idea, y sobre todo, a raíz de lo publicado por el Yedioth Aharonoth. Todo venía bien hasta que Segev presentó un postre.adentro de un par de zapatos de hombre. El desconsiderado gesto se produjo durante un almuerzo protocolar con su homólogo israelí, Benjamín Netanyahu, en el cual se sirvió un postre de manera inusual e inaceptable para la cultura japonesa, informa el periódico Yediot Aharonot. Pero el portal considera que en un ambiente diplomático como el que se presentó la semana pasada, quizá presentar un zapato, con el trasfondo cultural, sea una idea debatible.