Dos jugadores de la Selección fueron apretados

Miércoles, 16 May, 2018

Según el relato de medios lusos, el grupo de aficionados entró en las instalaciones del club lisboeta, situadas en Alcochete (en la margen sur del río Tajo), y amenazó a los periodistas presentes para que apagasen las cámaras y no grabasen la invasión.

Entre ellos estaban los argentinos Rodrigo Battaglia y Marcos Acuña.

Fotografías divulgadas por la prensa y a través de las redes sociales muestran a Bas Dost con un corte doble en la frente y el vestuario destrozado del Sporting, donde lanzaron antorchas que llenaron la estancia de humo.

El club portugués rápidamente publicó un comunicado rechazando los actos vandálicos que sufrieron: "El Sporting no es esto, el Sporting no puede ser esto. Tomaremos todas las medidas para esclarecer las responsabilidades de lo que ha ocurrido y no dejaremos de exigir el castigo de quienes han actuado de esta forma absolutamente lamentable", escribieron.

Finalizado el último encuentro de liga, que fue derrota ante Marítimo por 2 a 1, se registró un video de los violentos en la práctica de esta mañana, cuando ingresaron al vestuario y se la agarraron con varios de los jugadores y el cuerpo técnico. El presidente de los "leones", Bruno de Carvalho, Jorge Jesus y parte de la plantilla estuvieron reunidos este lunes en el estadio José Alvalade y la prensa especuló que el entrenador había sido suspendido, a pesar de que el equipo tiene que jugar este domingo la final de la Copa de Portugal.

Personal del Estado de Administración Interna de Portugal notificó de la detención de 21 personas producto de estos hechos, además de que decomisaron algunos vehículos y objetos usados en la agresión.

Por otro lado, los jugadores del Sporting de Portugal están por hacer la denuncia policial en las siguientes horas, y además dicen que no van a jugar la final de la Copa Portugal del domingo frente a Desportivo Aves y todos, incluido Acuña y Battaglia, buscarán rescindir sus contratos.