Malaysia Airlines: creen haber resuelto el misterio del vuelo desaparecido

Miércoles, 16 May, 2018

Según la conclusión del programa 60 Minutes, el vuelo MH370, en el que iban 239 personas a bordo, fue deliberadamente estrellado en el Océano Índico por su piloto, el veterano capitán de vuelo Zaharie Ahmad Shah, de 53 años.

Por eso es probable que el secreto de lo qué pasó en los momentos finales del vuelo - y las razones detrás de ello- probablemente murió junto con los pasajeros y el piloto.

"El punto más debatido es el momento en que el piloto apagó el transpondedor, despresurizó el avión, lo cual dejó inconscientes a los pasajeros", dijo Larry Vance, un experimentado investigador de Canadá. "Alguien estaba mirando por la ventana", asegura, "pudo ser una despedida emotiva".

Hardy asegura además que el piloto probablemente inclinó el ala del aparato cuando volaba sobre Penang, su ciudad.

El vuelo MH370 desapareció el 8 de marzo de 2014, poco después de despegar de Kuala Lumpur con 239 personas que esperaban llegar hasta Pekín.

Algunos objetos y partes del avión fueron hallados en playas bañadas por el Indico, pero la más imponente búsqueda submarina de la historia (coordinada por la Oficina para la seguridad de los transportes australiana) fue interrumpida tras dos años, en enero de 2017. El brutal informe final de la Autoridad de Seguridad de Transporte de Australia dijo que las autoridades no estaban más cerca en conocer las razones de la desaparición del avión o la ubicación exacta de sus restos.

Pero los expertos de "60 Minutes" intentaron responder un de los mayores interrogantes que ronda al destino de ese vuelo fatídico: ¿Cómo pudo desaparecer una aeronave moderna, rastreada por radar y por satélites?

Según ellos fue posible porque Zaharie, quien tenía casi 20 mil horas de vuelo de experiencia y hasta había construido un simulador de vuelo en su casa, sabía exactamente cómo hacerlo.

La misión "fue planificada meticulosamente para hacer desaparecer el aparato", incluso el vuelo a través de la frontera entre Tailandia y Malasia para evitar que ninguna de las dos partes interviniera, dijo Simon Harvey, un piloto británico con muchas horas de vuelo en sus espaldas al comando de un Boeing 777 en Asia.

"Ninguno de los controladores se preocupó por esa misteriosa aeronave, porque de pronto ya no estaba en su espacio aéreo", dijo Hardy. "Si me hubieran encargado esta operación para desaparecer un 777, habría hecho lo mismo. Por lo que sé, se requiere un dominio muy preciso del avión, y funcionó".

Zaharie y el copiloto Fariq Abdul Hamid son, desde un primer momento, los principales sospechosos de la desaparición del avión.

Según otra teoría, el piloto secuestró el avión como protesta por la detención del entonces líder de la oposición de Malasia Anwar Ibrahim.

En el avión había dos hombres que viajaban con pasaportes falsos, pero aparentemente uno buscaba asilo, y ninguno de los dos tenía vínculos con el terrorismo internacional.

Según la agencia de noticias AP, el último intento para descubrir los restos le costó 70 millones de dólares a una empresa de Texas llamada Ocean Infinity, compañía que también se ofreció a buscar el ARA San Juan. Hasta el momento, no se ha hallado un solo resto del MH370.