Detuvieron a los "Gipsy Kings": La banda de los gitanos

Jueves, 17 May, 2018

Diez personas de la comunidad gitana quedaron detenidas sospechadas de integrar una banda que utilizaba el negocio de la compra-venta de autos para lavar importantes sumas de dinero provenientes de diferentes ilícitos, en las localidades bonaerenses de Junín y Pergamino, y en las ciudades de Buenos Aires y Neuquén.

La Policía de la provincia de Buenos Aires y la policía de la ciudad de Junín desbarataron la banda de estafadores gitanos que actuaban en todo el territorio bonaerense y demás provincias.

Los cabecillas de la organización fueron detenidos en la ciudad de Junín e identificados por la policía como Pablo Miguel (61) y Oscar Coria (62).

Los miembros de la banda, siempre de acuerdo con las averiguaciones realizadas, con la recaudación de los ilícitos mantenían una vida ostentosa de viajes, lujos y placeres. El resto de entre 20 y 55 años. En los procedimientos, la policía secuestró en poder de la banda 80 millones de pesos, joyas, euros, dólares y francos suizos, 80 autos de alta gama, 17 camiones, 12 camionetas 0 km, nueve motos, 15 Televisores LCD, equipos de audios, aparatos de electrónica, motosierras nuevas, autos de colección infantil, entre otros elementos.

Junín: Cayó banda de estafadores
Cayeron los “Gypsy Kings”

Según se supo, inclusive, en ese marco de ostentación, todos los detenidos tenían planeado ir al próximo mundial de fútbol que se va a disputar en Rusia.

La mayoría de los vehículos secuestrados era legal, es decir, estaban a nombre de ellos o de familiares o conocidos.

La investigación estuvo a cargo de efectivos de la DDI Junín, quienes comenzaron la pesquisa hace aproximadamente un año tras denuncias por secuestros virtuales y robos bajo la modalidad de "cuento del tío", cometidos en distintos puntos del país. Según las fuentes, tenían cajas de seguridad en el Banco Francés de Junín, donde se incautó la mayor cantidad de dinero y joyas.

Por último, el funcionario provincial añadió: "lo que estamos haciendo contra todo tipo de delitos y el crimen organizado es constante, porque el objetivo es que los bonaerenses vivan cada día más tranquilos". Además, los miembros de la banda montaban toda una farsa alrededor de su accionar y se comunicaban con personas haciéndose pasar por empleados de entidades bancarias y financieras.