Santos denuncia trasteo de votos colombianos hacia Venezuela para beneficiar a Maduro

Viernes, 18 May, 2018

El presidente Juan Manuel Santos dijo que Colombia descubrió un plan de las autoridades venezolanas, con el cual se pretende alterar las elecciones en ese país el próximo domingo, el cual consiste en reclutar colombianos para votar, al parecer, por Nicolás Maduro.

El mandatario colombiano explicó que el plan detalla "la forma, los procedimientos y los pagos a efectuar para garantizar el movimiento de los votantes y su voto a favor de Maduro".

El general Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera, amplió la información sobre la manera en que están llevando a colombianos hacia el vecino para que voten en los comicios del 20 de mayo a cambio de mercados y dinero.

"A través de ellos explotan la crisis humanitaria de los venezolanos no solo para ejercer un control político y social, sino con fines electorales y para reprimir a la oposición", precisó Santos.

Santos se refirió a las elecciones venezolanas en una declaración que dio en la Casa de Nariño en la que además denunció que el Gobierno de Maduro distribuye a los venezolanos alimentos en mal estado y de contrabando por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). "Maniobras como estas es una más de las muchísimas razones que nos ratifican la decisión de no reconocer los resultados de estas elecciones convocadas ilegítimamente por la Asamblea Nacional Constituyente", continuó Santos.

Santos le reiteró al presidente Maduro que a nombre de la comunidad internacional le solicita que permita el establecimiento de un canal humanitario para que organizaciones acreditadas, legítimas, puedan brindar ayuda y asistencia a los venezolanos que padecen la escasez y el hambre producido por su régimen.

El mandatario colombiano afirmó que dio "instrucciones" a la fuerza pública para "redoblar los controles fronterizos" para evitar "al máximo el trasteo ilegal de votantes".

El presidente también confirmó el decomiso de unas 400 toneladas de alimentos no aptos para el consumo y que al parecer iban a ser repartidos por los denominados comités políticos de control social en Venezuela.

El presidente le pidió al fiscal General, Néstor Humberto Martínez, que inicie las investigaciones pertinentes pues en el decomiso de esos alimentos encontró evidencias de posibles delitos de corrupción, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.