Un nuevo ejecutivo "feminista" echa andar en España

Viernes, 08 Jun, 2018

El nuevo Gobierno español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, comenzó ayer su andadura con la toma de posesión de sus 11 ministras y 6 ministros, centrados en trabajar por la igualdad entre hombres y mujeres, la integración europea y el progreso de España.

Sus miembros juraron el cargo este jueves en el Palacio de la Zarzuela, delante del rey y frente a la Constitución, pero en ausencia de símbolos religiosos, a semejanza de Sánchez, quien ya lo hizo el sábado sin la Biblia y el crucifijo, dejando de lado la tradición.

"Prometo mantener en secreto las deliberaciones del Consejo de Ministras y Ministros", señalaron varios integrantes del gabinete, desviándose de la fórmula habitual.

El nuevo ejecutivo incluye a dos veteranos socialistas: la ex ministra de Cultura Carmen Calvo, ahora vicepresidenta, y Josep Borrell, ex presidente del Parlamento Europeo, en Asuntos Exteriores. Calviño se desempeñaba recientemente como directora general de Presupuesto de la Comisión Europea, desde 2014.

El último nombre que restaba por saberse era el del Ministerio de Cultura y Deporte, que ha recaído en el periodista y escritor Maxim Huerta.

También en esa etapa fue cuando las mujeres empezaron a ocupar carteras tradicionalmente reservadas a los hombres como Fomento (Magdalena Álvarez), Defensa (Carme Chacón) o Elena Salgado (Economía).

Se refiere de la misma forma al compromiso por la igualdad como un principio inspirador del nuevo Gobierno y recalca en ese sentido que la lucha contra toda discriminación, especialmente la de las mujeres, debe ser un objeto transversal en la acción política de todos los departamentos.

La primera mujer española que llegó a ser ministra fue Federica Montseny, que, en plena Guerra Civil española, accedió a la cartera de Sanidad y Asistencia Social en el gobierno de Largo Caballero; ocupó su cargo desde noviembre de 1936 a mayo de 1937.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha prometido que uno de sus objetivos será "recuperar la palabra" con todas las comunidades, especialmente con Cataluña, y "escuchar, dialogar y consensuar" para potenciar la convivencia.

Carmen Calvo es la nueva vicepresidenta y ministra de Igualdad.

El ejecutivo con más proporción de ministras en la historia de España y Europa dio sus primeros pasos el jueves con la promesa de cargos, en la transición de poder más rápida en cuatro décadas de democracia.

Iglesias ha lamentado que Sánchez haya declinado su invitación de construir un Gobierno fuerte con el apoyo de 156 diputados, y que haya preferido que su ejecutivo esté sostenido solo por 84, lo que considera "imprudente" porque le convierte en el Gobierno "más débil de la UE".

El presidente del Gobierno insta también a sus ministros a responder con la "ejemplaridad" que cabe esperar del nuevo Ejecutivo y estar a la altura de una ciudadanía que está convencido de que reclama "otra forma de gobernar". Poco antes de que Sánchez compareciera en la Moncloa, a las siete de la tarde, se supo que el juez Fernando Grande-Marlaska será ministro del Interior. Entre las mujeres que asumirán como ministras se ha destacado el perfil de al menos tres.