FMI otorga crédito "stand by" de 50.000 millones de dólares para Argentina

Sábado, 09 Jun, 2018

La fecha estimada para esa reunión es el 20 de junio. En cuanto a las previsiones inflacionarias, el acuerdo con el Fondo prevé para 2019 una suba del 17%; para 2020, 13% y para 2021 del 9%.

La directora del FMI, Christine Lagarde, manifestó a su vez su "respaldo" a las reformas económicas que implementó el gobierno en Argentina y dijo sentirse "complacida" de poder "contribuir" a los esfuerzos del Ejecutivo para fortalecer la economía "brindando respaldo financiero, que apuntalará la confianza del mercado, dándoles a las autoridades tiempo para abordar un abanico de vulnerabilidades de larga data".

Dujovne, indicó hoy que el Gobierno decidió "acudir al FMI en forma preventiva para evitar una crisis". "Con los valores actuales de la tasa del DEG, se estima que el costo del préstamo será de 1,96% mientras los desembolsos acumulados no superen el 187,5% de la cuota argentina en el FMI (monto equivalente a aproximadamente USD 8.480 millones ), de 3,96% si los desembolsos acumulados superan ese monto, y 4,96% si el crédito vigente se mantiene por encima de ese monto por más de tres años", remarcaron.

Y agregó: "Este programa, que todavía debe ser aprobado por la junta directiva del Fondo, le da margen al gobierno para tener una válvula de protección para el gasto social, creo que el programa va a tener algo así como un piso en el gasto social, que yo no había visto antes en este tipo de programas".

"Para reducir la inflación el plan refuerza el esquema de metas con tipo de cambio flotante y fortalecimiento de la autonomía del Banco Central. Ese es un tema diferente al préstamo del FMI", dijo a AFP Sabatini. "De este programa emerge un Banco Central más fuerte, que nos hace estar muy confiados", afirmó en la rueda de prensa el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger.

Sobre si este acuerdo con el FMI ha sido menos pesado que en otras oportunidades, opinó: "Ha sido más fácil porque hay más líneas de coincidencias, creo que no es un cambio de rumbo, sino un ajuste en el rumbo".

A partir de este momento, se llevará a cero el financiamiento monetario del Banco Central al Tesoro.

El préstamos del FMI quedó muy por encima de las cifras que circulaban de antemano, que llegaban a hablar de una cifra entre 30.000 y 40.000 millones de dólares, y refleja la intención del organismo de brindarle un contundente respaldo al Gobierno que termine por despejar cualquier duda respecto de la capacidad de financiamiento del gradualismo. Los vencimientos periódicos de las letras son factor de tensión si los inversionistas se desprenden de ellas y se vuelcan a comprar dólares, lo que incentivó la corrida cambiaria de fines de marzo.