Qué dijo el FMI tras la confirmación del acuerdo con Argentina

Sábado, 09 Jun, 2018

"Tenemos la convicción que estas medidas que hemos discutido son factibles".

"El acuerdo con el FMI es una buena noticia".

"Lo fundamental es que el Banco Central va a tener la posibilidad de concentrarse en su función que es mantener el valor de la moneda y controlar la inflación", concluyó.

"Lo que estamos contemplando", precisó, "es que las metas fiscales puedan ser revisadas en caso de que haya una necesidad para aumentar el gasto social", algo novedoso en los programas del Fondo y que habían exigido las autoridades argentinas.

Además, el Lagarde explicó que "el plan económico del gobierno gira en torno a un reequilibramiento de la posición fiscal" y advirtió que la Argentina buscará "acelerar el ritmo de reducción del déficit del gobierno federal, restableciendo el balance primario para 2020".

A cambio, la Argentina se garantiza dólares frescos para cubrir las obligaciones financieras de lo que resta del año y del 2019.

"La economía argentina de hoy es muy diferente a la de 2001", dijo Werner, quien reconoció que el organismo también ha evolucionado.

El entendimiento prevé nuevas metas de resultado fiscal primario, en las que se señala que 2018 debe cerrar con un déficit equivalente a 2,7% del PBI; -1,3% en 2019; equilibrio primario en 2020 y un superávit de 0,5% en 2021.

Se espera que el presidente Mauricio Macri tenga una reunión con la directora gerente del organismo multilateral, Christine Lagarde, en el marco de las reuniones del G7 en Quebec, Canadá.

Los fondos estarán disponibles a partir del 20 de junio y se prevé que en forma inmediata se concrete el primer desembolso, de unos USD 15 000 millones, que se aplicará a reforzar las partidas presupuestarias y las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

A este crédito se le sumarán otros u$s5.650 millones, provenientes del Banco Mundial (u$s1.750 millones), u$s2.500 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y u$s1.400 millones del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

La cifra es superior a la anticipada por los analistas, que preveían en torno a 30.000 millones de dólares, lo que ha sido interpretado como un gesto destinado a ofrecer amplias garantías y disipar dudas a los mercados.

Por ello, los expertos han expresado su moderado optimismo ante la posibilidad de que el programa llegue a buen puerto.