Austria cierra siete mezquitas y expulsa a 60 imanes

Lunes, 11 Jun, 2018

Viena anuncia su intención de cerrar siete mezquitas y expulsar a unos 60 imanes, en el marco de una campaña supuestamente dirigida contra el extremismo.

Austria cerrará varias mezquitas ubicadas en distintos lugares del país, entre ellas, cuatro en Viena, dos en la región de Alta Austria y una en Carintia, sobre las que pesan acusaciones por difundir ideas ultranacionalistas turcas, promover una versión ultraconservadora del islam y divulgar conceptos cercanos al salafismo, corriente musulmana que defiende la lectura e interpretación literal del Corán.

La asociación minoritaria que gestiona esas seis mezquitas con prédicas próximas al salafismo -la llamada "Comunidad Religiosa Árabe"- será además disuelta, anunció el Gobierno. En Austria viven cerca de 700.000 musulmanes (la población total es de 8,8 millones de habitantes).

"En Austria existe la libertad religiosa", aseguró el vicecanciller austríacos, el líder ultranacionalista Heinz-Christian Strache. Con ella, el Gobierno pretende limitar las influencias sobre la comunidad islámica austriaca, exigiendo que de forma paulatina las prédicas sean en alemán y que los imanes se formen en Austria.

Las mezquitas que van a ser clausuradas pertenecen a ATIB, una asociación ligada al partido AKP del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Por su parte el ministro del Interior, Herbert Kickl, indicó que la expulsión podría afectar a hasta 60 imanes y sus familias, unas 150 personas en total, todos ellos relacionados con Turquía.

La propia ATIB ha reconocido hoy la financiación exterior, pero argumentó que la falta de predicadores en Austria les llevó a recurrir a religiosos formados en Turquía y cuyo salario es sufragado por las autoridades religiosas dependientes de Ankara. El portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin, ha denunciado la decisión austríaca como "un reflejo de la ola islamófoba, racista y discriminatoria" que recorre el país.

"El cierre de siete mezquitas en Austria y la deportación de imanes es consecuencia de las políticas populistas, racistas e islamófobas de este país", ha escrito Kalin en su cuenta de Twitter.

La oposición liberal y socialdemócrata austriaca ha aprobado en líneas generales la decisión del Ejecutivo, mientras que Los Verdes (extraparlamentarios) lamentan el momento del anuncio, ya que, a su juicio, beneficiará a Erdogan en las elecciones presidenciales que se celebran el día 24.

El gobierno austríaco anunció recientemente también una iniciativa legal para prohibir el velo islámico para niñas en jardines de infancia y escuelas primarias para evitar su posible discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades.