Aprueba la extradición a Panamá del ex presidente Martinelli

Martes, 12 Jun, 2018

Una decena de familiares y amigos de Ricardo Martinelli, así como un puñado de trabajadores de su cadena de supermercados, se plantaron a las puertas de la cárcel El Renacer para arropar y demostrar su fidelidad al exmandatario panameño que fue extraditado hoy desde Estados Unidos.

De momento no hay información oficial de a dónde sería trasladado el expresidente, de 66 años, una vez llegue a tierra panameña, aunque su abogado, Sydney Sitton, dijo que espera que el mismo lunes Martinelli acuda a una audiencia de control de legalidad en la Corte Suprema, que la defensa ya solicitó el viernes pasado.

Sin embargo, el exfuncionario asegura que su petición de extradición es una trama política de Juan Carlos Varela, su exvicepresidente y actual mandatario, quien supuestamente lo habría traicionado.

"Ricardo Martinelli continúa teniendo los medios financieros y el apoyo político en Panamá que podrían permitirle escapar de la justicia si las autoridades no actúan con todo el peso y la fuerza permitidas por la ley", expresó en un comunicado la directora ejecutiva de TI capítulo de Panamá, Olga de Obaldía.

En la misma la oficina rechaza los argumentos que había presentado el equipo de Martinelli para evitar su extradición, en particular los relativos al supuesto riesgo de ser torturado si es devuelto a su país.

El expresidente panameño Martín Torrijos (2004-2009) dijo el pasado fin de semana que el futuro de Panamá "está en juego" con la llegada de Martinelli, porque va a poner "a prueba" las instituciones del país.

Por este motivo, Panamá emitió una solicitud de extradición y Martinelli fue puesto bajo custodia federal cerca de su casa en Coral Gables, Florida, en junio de 2017.

Pero sus opositores en Panamá aplaudieron la decisión.

Los abogados también apoyaron su caso diciendo que Varela había mostrado "falta de compromiso" con los intereses de Estados Unidos, por ejemplo cuando rompió relaciones con Taiwán y las reestableció con Venezuela.

"Pero (.) no creíamos que Estados Unidos iba a cargar con un estigma de haber dado protección a un delincuente de la talla de Ricardo (Martinelli)", añadió a la AFP.

Martinelli llega a su país en un año agitado políticamente frente a las elecciones generales del próximo año, a las que el expresidente quiere presentarse como alcalde, diputado o vicepresidente.

Días antes había dejado el país y había volado a los Estados Unidos. El presidente de esta agrupación, Rómulo Roux, pidió que se reciba a Martinelli con el debido proceso.