EEUU: entregó una pizza en una base militar y lo quieren deportar

Martes, 12 Jun, 2018

"Díganme como esto es Estados Unidos", tuiteó el presidente del Distrito de Brooklyn, Eric Adams, tras participar con Brannan en una protesta esta tarde frente a la base militar.

Cuando llegó a la base militar de Fort Hamilton, en Brooklyn, para entregar una pizza encargada por algunos de los militares allí destinados, fue retenido y después entregado a la Fuerza de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para que se proceda deportarlo. Chica dijo que su esposo les entregó un carné de identificación que es concedido por la ciudad, pero el guardia le dijo que quería ver una licencia de conducir estatal.

No era la primera vez que entregaba pizzas en la base.

Las autoridades dicen que Pablo Villavicencio fue detenido el 1 de junio después de que un examen de antecedentes en la entrada de la base militar revelara que el escuatoriano tenía una orden de arresto por violaciones migratorias.

La conmoción creada por este caso en la ciudad de Nueva York es total entre los inmigrantes, ya que todas las personas que tienen la tarjeta de la ciudad, pero que se encuentran en Estados Unidos de manera ilegal, podrían acabar como Villavicencio.

"Como padre de tres (hijos), no puedo imaginar el miedo que ella y Pablo están sintiendo ahora", admitió.

"Nueva York está dispuesta a proveerle a Villavicencio y su familia representación legal gratuita y servicios a través del Proyecto de Defensa de la Libertad", anunció el gobernador.

Chica, quien nació en Colombia y se mudó a Estados Unidos hace una década, señaló que es ciudadana estadounidense. Ambos políticos dijeron que buscaban respuestas ante lo ocurrido en Fort Hamilton.

Yong Yow dijo que Villavicencio recibió una orden de salida voluntaria por parte de un juez de inmigración pero no abandonó el país como se le había indicado. Una portavoz de la agencia afirmó que el ahora detenido había sido un "fugitivo" desde 2010 cuando no cumplió con una orden de expulsión en su contra.

"¿Nuestra ciudad, estado y nación están más seguros hoy porque sacaron a un repartidor de pizzas de las calles?"

El gobernador confirmó posteriormente en su cuenta de Twitter que se comunicó con la esposa del extranjero, Sandra Chica, para confirmarle que el estado está trabajando con sus socios y ha asegurado que un asesor legal representará a Villavicencio. Cuando Villavicencio no lo presentó, el guardia llamó al ICE y fue arrestado, contó su esposa, Sandra Chica, al periódico El Diario de Nueva York.

Grupos defensores de familias de inmigrantes como Make the Road New York han solicitado que se abra una investigación. "Los neoyorquinos inmigrantes como Pablo Villavicencio proveen a sus familias trabajando duro y haciendo sacrificios, no deben ser arrancados de sus comunidades y sus niños llorando por perseguir el sueño americano cada vez más sombrío", dijo Steven Choi, director ejecutivo de la NYIC. "Solo les importan las estadísticas, uno más deportado".