Inmigrantes del "Aquarius" no saben aún que van a Valencia

Miércoles, 13 Jun, 2018

La Cruz Roja coordinará el dispositivo de llegada y primera acogida de los 629 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo por el buque Aquarius cuando lleguen al puerto español de Valencia, informaron hoy las autoridades de la región.

En concreto, el Aquarius transporta a 229 personas entre ellos niños, embarazadas y personas heridas durante la travesía, mientras que el resto han sido distribuidos en las otras dos embarcaciones.

Por su parte, la ONG Open Arms ha ofrecido el traslado de comida y agua desde su buque Astral, que se encuentra en Malta.

"La situación es tranquila si se considera el número de horas y el sufrimiento que han soportado estas personas", había dicho anteriormente a la AFP Annelise Borges, periodista de Euronews, que se encuentra a bordo.

Porro relató que muchos de estos inmigrantes tienen marcas en el cuerpo por la violencia física que han sufrido durante su permanencia en los campamentos en Libia antes de embarcarse.

El ministro interior italiano, Matteo Salvini, no ha dado marcha atrás a su plan de cerrar los puertos italianos.

En el caso de los menores no acompañados existe un protocolo independiente y, según llega el barco, es la Comunidad Autónoma quien toma la responsabilidad sobre ellos y asume su tutela.

La decisión de Sánchez encaja con la nueva línea que quiere imprimir a su gobierno, rompiendo con el papel secundario en el plano internacional que le gustaba desempeñar al conservador Mariano Rajoy.

El "gesto" del Ejecutivo español, que se ofreció a acogerlos tras la negativa de Italia y Malta, despertó la solidaridad de gobiernos regionales, más de 200 municipios, con Madrid, Barcelona y Valencia a la cabeza, entidades como la Iglesia Católica y particulares, todos dispuestos a colaborar.

"Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer 'un puerto seguro' a estas personas", argumentó.

Su ministro de Relaciones Exteriores, Josep Borrell, estimó que los europeos deben hacer frente "de una forma solidaria y coordinada a un problema que es de todos, y no un año de Grecia, el año siguiente de Italia".

Según ha explicado, la llegada a Valencia del Aquarius "no es que entrañe una dificultad en concreto porque el protocolo está claro desde su atraque, su desembarque y el triaje médico que se realiza".

Pese al endurecimiento de las políticas migratorias en Europa, el "Aquarius" está decidido a retomar sus misiones de rescate en el Mediterráneo una vez que haya puesto a salvo a estas personas.

"Se ha encontrado una solución" puntual con España, pero "los rescates continuarán y es imperativo que los Estados europeos hablen entre ellos para encontrar soluciones aceptables", dijo a la AFP la directora general de SOS Méditerranée, Sophie Beau.