Nicaragua bajo paro nacional de 24 horas este 14 de junio

Jueves, 14 Jun, 2018

El presidente de la patronal también instó a los empleadores a respetar la decisión de los trabajadores de sumarse a ese paro nacional y animó a los empleados públicos, "cuya dignidad ha sido pisoteada", a que no acudan a sus puestos de trabajo de forma masiva.

En Jinotepe los "autoconvocados" reportaron la muerte de Marcos Gutiérrez, quien recibió un disparo de bala certero en la cabeza.

Aguerri explicó que es un paro cívico nacional y pacífico que abarca a todo el país y todas las actividades económicas salvo aquellas relacionadas con la preservación de la vida y la cobertura de servicios básicos para la población.

"Ortega quiere tenernos a todos de rehenes mediante el terror, su mensaje es: si quieren que cese la violencia, ríndanse; si quieren caminar tranquilos por las calles, ríndanse; si no quieren más saqueos, ríndanse".

Tanto el cardenal Leopoldo Brenes, como el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, mostraron su rechazo a los ataques, que incluyeron amenazas a un templo católico en la ciudad de Masatepe, a 48 kilómetros al sur de Managua, que suena las campanas cuando hay peligro, para que la gente busque refugio.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua tienen la función como mediadores y testigos en la Mesa de Diálogo Nacional.

Sr. Caleb McCarry emisario de EEUU enviado a Nicaragua
Sr. Caleb McCarry emisario de EEUU enviado a Nicaragua

Empresarios, estudiantes y organizaciones civiles de Nicaragua han convocado este martes un paro cívico de 24 horas en todo el país para este jueves, 14 de junio, en un intento por reforzar la presión sobre el presidente, Daniel Ortega, y acabar así con una ola de violentas protestas que se han saldado con más de un centenar de muertos.

Los obispos de la Conferencia Episcopal se reunieron el jueves con Ortega para hablar sobre una agenda de democratización que habían consensuado discutir con la oposición en un diálogo nacional y transmitirle "el dolor" del pueblo por la violencia registrada en las últimas semanas. -Manifestantes desmontan una barricada en un barrio de la capital hoy, 11 de junio de 2018, en Managua (Nicaragua).

ANTECEDENTE. De acuerdo con el periódico local La Prensa, la represión se recrudeció el pasado lunes en varias partes del país, en especial en los barrios orientales de Managua, en los que los pobladores denunciaron que policías y turbas sandinistas son los responsables de la agresión. La cifra se elevó así a 148 en apenas dos meses.

Nicaragua cumple hoy 56 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado, con Daniel Ortega también como presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.