Por razones humanitarias, España recibirá al barco con migrantes rechazado por Italia

Jueves, 14 Jun, 2018

"Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria", indicó, precisando que Valencia es el lugar designado para la llegada del "Aquarius", que todavía no anunció si acepta navegar hasta España, a 1.300 kilómetros, es decir una singladura de unos cuatro días.

El buque 'Aquarius', en el que viajan más de 600 personas abandonadas a su suerte en el Mediterráneo, descarta viajar a España por la inseguridad que generaría un viaje de entre tres y cinco días hasta Valencia.

Ante la negativa de los gobiernos de Italia y Malta a recibir a los migrantes, el presidente español anunció que recibiría a las 629 personas rescatadas frente a Libia por una ONG.

La propuesta española "es alentadora, esto muestra que hay Estados sensibles a la urgencia humanitaria", dijo Sophie Beau, directora general de SOS Méditerranée.

Subrayando la gran distancia que los separa de España, aseguró: "mañana ya no tendremos comida, salvo galletas energéticas".

"No soy racista, pero a esto digo NO, las mafias hacen el agosto y nos los traen aquí, me parece bien que entren por Valencia pero luego que se los lleven para Teruel, y las zonas despobladas de España, aquí en Valencia estamos saturados, estos políticos no se dan cuenta de que hay mayor parte de la sociedad que esta en contra de esta inmigración que a favor, al final saldrá la ultraderecha", fue otro de los comentarios.

Italia considera que sus socios europeos la han dejado sola en la gestión de la crisis migratoria.

"VICTORIA", escribió en Twitter.

Matteo Salvini, nuevo ministro del Interior italiano.

Finalmente, el mandatario maltés hizo un llamamiento a que los integrantes de la Unión Europea se sienten a discutir sobre "cómo evitar que esto vuelva a pasar".

La pequeña isla mediterránea se negó a recibir el barco con los migrantes, asegurando que no tiene nada que ver con la misión de rescate, que fue supervisada por la Guardia Costera italiana.

En Lesovo, Bulgaria, el país más pobre de la UE, empezó un muro que hoy ya tiene 200 kilómetros para impedir que refugiados sirios lleguen a las fronteras de los países comunitarios.

La Comisión Europea también reclamó una "solución rápida" al "Aquarius" por parte de todas las partes concernidas, para que las personas a bordo "puedan ser desembarcadas con toda seguridad en cuanto sea posible", declaró a la prensa el portavoz del ejecutivo europeo. Pero los que realmente preocupan son los más de 690.000 originarios en su mayoría del África subsahariana que desembarcaron desde 2013.

"El principio del rescate en el mar no debe ser puesto en duda a través de incidentes como éste". En 2013, había 22.000 personas en estos centros.