¡Alerta! Google permite a empresas tener acceso a correos privados - Tecnología

Jueves, 05 Jul, 2018

La información que sus empleados pueden leer manualmente abarca desde las direcciones de correo electrónico de los contactos del usuario y el contenido completo de las comunicaciones.

La publicación Wall Street Journal informa que algunas empresas desarrolladores de aplicaciones vinculadas a Gmail tienen acceso al correo electrónico de los usuarios del servicio.

Si bien estas aplicaciones necesitan del consentimiento del usuario, el formulario de aprobación no es de todo claro, ya que permite que personas, y no solo computadoras, lean los correos.

Algunas de esas empresas "de confianza" incluyen a plataformas de gestión de correo como Return Path y Edison Software, que han tenido oportunidades en el pasado de acceder a miles de cuentas de correo electrónico.

Cada vez son más las compañías las que se han visto envueltas en polémicas relacionadas al uso (o mal uso) de los datos de los usuarios.

"Tenemos funciones de seguridad de clase mundial como protecciones que nos permiten evitar que más del 99.9% de los correos electrónicos no deseados y de phishing lleguen a tu bandeja de entrada", indica la compañía. Louder ha confesado que sus subordinados también leían correos electrónicos, práctica que les ayudaba a mejorar los algoritmos de 'software' o desarrollar programas nuevos.

En esta página, los usuarios pueden ver qué aplicaciones tienen acceso a la cuenta de Gmail y, eventualmente, suspender o restringir el nivel de acceso.

Google prohíbe el acceso, la agregación o el análisis de los datos de los usuarios si la finalidad es mostrarla, venderla o distribuirla a una tercera parte que realiza vigilancia.

Gmail se ha convertido en la referencia del correo electrónico, de la misma forma que otros servicios y productos de Google se han convertido en referencia en su terreno.

Según publica el periódico estadounidense 'The Wall Street Journal', se trataría de una práctica normalizada que se asemeja peligrosamente a lo que hacía Facebook con empresas como Cambridge Analytica, aunque de momento en el caso de Google no hay ninguna prueba de que estos permisos se hayan utilizado con fines ilícitos. La publicación recuerda que hay un riesgo inherente al dar a operadores comerciales acceso al correo electrónico que, según se ha señalado, puede ser leído indistintamente por software o por individuos.