Aranceles a productos chinos entrarán en vigor, asegura Trump

Domingo, 08 Jul, 2018

De hecho, el Ministerio de Comercio de China expresó este jueves que el Gobierno de Estados Unidos "está abriendo fuego contra todo el mundo", y alertó que los aranceles propuestos por Washington a los productos chinos afectarán a las cadenas de suministro internacionales.

Un segundo lote de aranceles, a productos por 16.000 millones y objeto de examen por el representantes del Comercio (USTR) Robert Lighthizer, entrará en vigor próximamente, indicó Trump, que habló de un plazo de "dos semanas".

"Tenemos 200.000 millones en suspenso y luego, después de los 200.000 millones tenemos 300.000 en suspenso. ¿Vale?" Valga decir, la respuesta china es un golpe directo al apoyo electoral a Trump, en vísperas de las elecciones de noviembre de este año, que pudiesen significar la pérdida del control de las cámaras legislativas, que hoy detenta.

Trump y sus consejeros argumentan que los aranceles son necesarios para presionar a China para que abandone las prácticas injustas como el robo de propiedad intelectual y forzar a las compañías estadounidenses a entregar tecnología vulnerable.

"Tal guerra obstaculiza el proceso multilateral del comercio mundial".

El Gobierno de Pekín se ha visto "obligado a contraatacar", dijo el portavoz del ministerio de Comercio chino, quien agregó: Estados Unidos ha iniciado "la mayor guerra comercial de la historia económica". "Las empresas estadounidenses representan una gran proporción".

Las dos superpotencias económicas del orbe se encuentran ya formalmente enfrascadas en una guerra comercial que ha puesto a temblar al mundo por las consecuencias que pudiera tener para la economía mundial.

Pekín no ofreció detalles de inmediato sobre cuales serán esas "contramedidas", pero se espera que afecten a productos de agricultura estadounidenses para golpear a los sectores que han dado su apoyo a Donald Trump. China los ha impuesto sobre todo a los productos agrícolas y energéticos estadounidenses, como el petróleo y la soja (la soja es una de las principales exportaciones de los estados que votaron a Trump).

Ejecutivos chinos se están preparando para tomar medidas de represalia contra las empresas estadounidenses, como inspecciones, auditorías y retrasos en los envíos. "Los consumidores no solo estarán indefensos, sino que (los aranceles) dañarán los intereses de los negocios y el pueblo norteamericano", subrayó.

Xi Jinping, presidente de China. Sin embargo, tienen claro que las crecientes tensiones entre China y EE.UU.

"Podemos decir probablemente que la guerra comercial ha empezado oficialmente", ha asegurado Chen Feixiang, profesor de economía aplicada en la Shanghái Jiaotong University. La primera en reaccionar fue la propia Reserva Federal estadounidense -el Banco Central-, quien sostuvo que era una "nube negra en un cielo azul" para la economía local.

Para la Fed, las incertidumbres generadas por los aranceles y políticas comerciales restrictivas pueden socavar las inversiones y la confianza de las empresas.

"No queremos ver una escalada de las fricciones comerciales", recalcó, al tiempo que dijo que China ha intentado convencer a EE UU de "construir la globalización de forma objetiva y solucionar las disputas de forma adecuada a través del diálogo".