Lula insiste en que será candidato

Miércoles, 11 Jul, 2018

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Brasil ha denegado este martes un nuevo pedido de libertad para el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La nota de la PGR es una respuesta a la guerra de sentencias ocurrida este domingo, cuando el juez de segunda instancia del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), Rogério Favreto, quien estaba de guardia este domingo, aceptó la solicitud de la defensa de Lula para concederle la libertad.

Tras la controversia, hubo cruces de acusaciones sobre las competencias de cada magistrado involucrado en la pugna y los absurdos y la ilegalidad de algunas decisiones, que confirmaron la anarquía en el poder judicial en Brasil.

Además, por encima de todo, queda en evidencia que la insistente actuación del juez Sérgio Moro, de la 13ª Vara Federal de Curitiba y del Desembargador João Pedro Gebran Neto en el sentido de incumplir la orden de habeas corpus, y aún fuera de autos, revela el indiscutible interés que los hace sospechosos de continuar ejerciendo jurisdicción en cualquier acción relativa al ex presidente y al paciente, de conformidad con el art. 185, IV, del CPC.

Sin embargo poco después el juez Gerban Neto revocó esa resolución y decidió que Lula debía permanecer en prisión.

Para la presidenta del Supremo, la decisión de Favreto de conceder la libertad de Lula basándose en un supuesto "hecho nuevo", al citar su precandidatura presidencial, es "inusitada" y "anormal" y supone una falta de respeto a la decisión tomada por otros tribunales.

Como un bombazo cayó el domingo pasado la noticia de que el expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien gobernó Brasil de 2003 a 2010, podría salir inmediatamente de la cárcel de Curitiba, donde se encuentra desde principios de abril por corrupción y lavado de dinero. "Mas, contra Lula vale todo, aun al costo de instalarse esta vergonzosa anarquía en el Poder Judicial", lamentó.

Es porque el juez Moro, desde sus vacaciones en Portugal, llamó a la Policía para avisarles que no liberen a Lula, según el diario O Globo.

´El Tribunal al que pertenece el juez Favreto es el mismo que había aumentado la pena de 9 años y seis meses a 12 años y un mes de prisión contra Lula, que encabeza las intenciones de voto de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre de este año.

El ex mandatario está acusado de recibir un departamento de la constructora OAS en el litoral de Sao Paulo a cambio de favorecerla en contratos con la petrolera estatal, acusación que Lula niega.

El PT inició también los preparativos para un acto de lanzamiento de la campaña de Lula el próximo el 15 de agosto cuando se formalizará su candidatura ante la justicia electoral.