Detienen a sacerdote Óscar Muñoz por abuso sexual de menores — Chile

Viernes, 13 Jul, 2018

Reiteró que la Iglesia tiene "disponibilidad de colaborar con la justicia en todo lo que sea requerido".

"Todos los delitos por los cuales se va a formalizar mañana (viernes) a este ex sacerdote son ilícitos que no están prescritos, que están vigentes y en consecuencia la responsabilidad penal es plena", explicó Arias, aunque también confirmó que habrían otros hechos que ya no podrían ser perseguidos debido al año en que fueron cometidos. Un dolor muy grande, por él, por su familia y por las víctimas.

Cabe señalar que Muñoz era el encargado de recibir las denuncias en el Arzobispado de Santiago sobre casos de abuso sexual en la iglesia y además era asesor directo del cardenal Ricardo Ezzati, titular del arzobispado.

Sobre la investigación, Arias indicó que "ha ido avanzando con la urgencia que le hemos dado, actualmente ya fue detenida una persona para ser puesto a disposición del Tribunal de Garantía de Rancagua", agregando que los delitos "son abusos sexuales de naturaleza reiterada, hay delitos que se cometen en Rancagua y otros en Santiago, son más de cinco víctimas en la investigación".

Dicha diligencia buscaba encontrar expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes que tuvieran relación con denuncias que apuntaba a un grupo de sacerdotes de la región de O'Higgins y que integraban una cofradía de abusadores denominada "La Familia", caso en el que catorce curas fueron suspendidos.

El pasado mes de junio, la Fiscalía ordenó la incautación de documentos y ordenadores en el obispado de la ciudad de Rancagua y en el Tribunal Eclesiástico, en Santiago. "Es encubridor aquel que con conocimiento de la comisión de un delito con posterioridad, facilita que éste no sea descubierto".

El presbítero, por su parte, se había autodenunciado por el abuso de un menor de edad el martes 2 de enero de este año, acción tras la cual fue desafectado de su cargo con la prohibición de ejercer públicamente como sacerdote.

Su arresto se da en el marco del escándalo de agresiones sexuales en que se encuentra envuelta la Iglesia católica chilena.