Donald Trump impone nuevo arancel a productos de China — Guerra comercial

Viernes, 13 Jul, 2018

El Gobierno estadounidense ordenó la imposición de nuevos aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, según informó la Oficina del Representante de Comercio. La (venta de) soja cayó un 50 % entre el 2012 y mi elección.

El Nikkei, principal selectivo de la Bolsa de Tokio, cerró hoy con una caída del 1,19 %, mientras que el segundo indicador, el Topix, se dejó un 0,83 % afectado por el último capítulo de la guerra comercial entre las dos principales potencias mundiales. "Estoy luchando por establecer un escenario más justo para nuestros granjeros ¡Y ganaremos!" "Imponer impuestos sobre otros productos valorados en 200.000 millones de dólares aumentará los costos de los bienes diarios de las familias estadounidenses, agricultores, trabajadores y creadores de empleos", aseguró una portavoz de la Cámara de Comercio.

Desde el 6 de julio, EEUU aplica un arancel del 25% a productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares y planea extenderlo a otros 16.000 millones de dólares, a lo que el gigante asiático ya está respondiendo simétricamente.

"Cabe agregar que, a pesar de la incertidumbre relacionada con la guerra comercial, el tipo de cambio ha cotizado de manera estable en comparación al resto del mercado, pues todavía existe optimismo de que exista cooperación entre la administración de Donald Trump y la nueva administración de México a partir de diciembre", señaló el análisis.

Este martes, Lighthizer apuntó en una nota que el anuncio de la preparación de la nueva lista de sanciones es una respuesta a la represalia china.

"Como resultado de las represalias de China y por la falta de cambios en sus prácticas, el presidente ha ordenado a la USTR que inicie el proceso para imponer aranceles del 10% sobre 200,000 millones adiciones de importaciones chinas", dijo en un comunicado este organismo encargado del comercio exterior.

Los US$ 200.000 millones superan con creces el valor total de los bienes que importa China de Estados Unidos, lo que significa que Pekín podría necesitar formas creativas para responder a las medidas de Estados Unidos.

"Hemos sido -añadió- muy claros y precisos con respecto a los cambios específicos que China debería emprender". Dichas prácticas incluyen robo cibernético, así como solicitar a las compañías estadounidenses entregar tecnología como condición para tener acceso al mercado chino.

Pekín ha dicho que responderá las crecientes acciones arancelarias de Washington incluso con "medidas cualitativas", una amenaza que las empresas estadounidenses en China temen que signifique desde inspecciones más rigurosas hasta demoras en la aprobación de inversiones e incluso boicots de consumidores.