Esposo denunciado por violencia familiar asesina a su familia completa

Viernes, 13 Jul, 2018

Los cuatro eran naturales de la localidad sevillana de Pilas.

Los vecinos llamaron a los bomberos en torno a las 6.40 horas alertados por el humo que salía de la vivienda, ubicada en el primer piso de un edificio de cuatro plantas.

El cabeza de familia, que no estaba fichado por la policía, se había cortado las venas de las muñecas.

La mujer, su hijo, el padre de ésta y su actual pareja, cuyos cadáveres han sido encontrados este martes por las autoridades francesas en un apartamento incendiado de la localidad gala de Pau (sur), junto al de un hombre de origen francés y pareja de la mujer, en lo que podría tratarse de un caso de violencia de género, son vecinos de la localidad sevillana de Pilas.

Tras forzar la entrada del departamento los oficiales se encontraron con cinco cuerpos, la pareja, su hijo de dos años, y los padres de la mujer que habían llegado desde España de visita.

Una tragedia en Francia ha sorprendido a las autoridades del país, luego de que se denunciara el asesinato de cinco integrantes de una familia franco-española, a manos del padre de familia. El niño de la pareja, en cambio, no presentaba heridas externas.

Un vecino consultado por el diario local 'Sud-Ouest' ha contado que hubo una fuerte discusión en torno a las 5,00 horas. La madre del niño era profesora de español en el instituto La Hourquie de Morlàas, una localidad próxima y había presentado varias denuncias por maltrato y amenazas, la última dos días antes de su muerte, según ha señalado a 'L'Express' el concejal de seguridad del Ayuntamiento de Pau, Marc Cabane. El fuego fue "controlado rápidamente", según los bomberos, que fueron avisados por una persona "que no pudo abrir la puerta del apartamento en el que se produjo el incendio y que estaba preocupada porque vio sangre corriendo por el borde de una de las ventanas de la vivienda", manifestó Jean-Paul Brin, teniente de alcalde de Pau, a France Presse. Según su versión, las discusiones eran frecuentes en la pareja. Según una fuente cercana a la investigación, no hay "ningún rastro de violencia aparente en el niño, que murió como resultado del incendio".

"La République des Pyrénées" detalló que todos los vecinos han sido interrogados por la Policía Judicial.

Fuentes de la investigación han hecho saber a la Agencia France-Presse que todo hace indicar que es un drama familiar.