EU incumple plazo de entrega de menores inmigrantes

Viernes, 13 Jul, 2018

El juez Dana Sabraw en un tribunal federal en San Diego aclaró a los abogados del Gobierno de Trump que no se extendería el plazo fijado hace dos semanas a Washington para que reúna a los niños menores de cinco años con sus padres antes del martes y a otros 2,000 niños antes del 26 de julio.

Según el Gobierno de EE UU, cuatro niños menores de cinco años ya se habían reunido con sus familias y al menos otros 34 estarían con sus familias al final del día.

Para ampliar dicho número, el Gobierno dijo que esperaba los resultados de pruebas de ADN de niños y padres.

Los más de cien menores de cinco años que permanecían separados de sus padres tras ingresar ilegalmente al país debían ser devueltos hoy a sus familiares. "Estamos tratando de averiguarlo", indicó en un correo electrónico Lee Gelernt, abogado de la ACLU.

La administración Trump justificó que las reunificaciones de familias migrantes no se han concluido aún, pues aseguraron que es debido a sus "cuidadosos procedimientos" que han prevenido que los niños sean entregados a "presuntos asesinos, traficantes, condenados por abuso infantil" y en algunos casos, a mayores de edad que no son sus padres biológicos pero que son las personas con las que el menor ingresó al país.

Los cancilleres de los países que conforman la iniciativa Triángulo Norte de Centroamérica y México (Tricamex) y la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, acordaron hoy reforzar el combate a la violencia para reducir la migración irregular.

Un hecho evidente se aprecia en el caso de Johana Ortiz, una mujer guatemalteca que fue deportada y que hasta ahora sólo había podido tener comunicación telefónica con su hija, que ilustra, al igual que cientos de casos, en el que padres desconocen dónde se encuentran sus hijos por la política de separación familiar generada en la llamada "Cero Tolerancia". Por ejemplo, en estos días se ha reportado cómo un niño, de un año de edad, bebiendo leche de un biberón y jugando con una bolita, fue obligado a presentarse como acusado ante un juez de inmigración en Phoenix, y el caso de un niño de 14 meses de edad separado de sus padres que finalmente fue regresado a ellos después de 85 días, lleno de piojos y aparentemente sin haber sido bañado.

En Grand Rapids, los niños estaban completamente felices de estar otra vez con sus padres.

Claramente molesto por el asunto de la crisis migratoria y los fallos de una Corte Federal en contra de su gobierno, Trump sostuvo que los inmigrantes indocumentados deben dejar de llegar a Estados Unidos si quieren evitar las consecuencias de la aplicación de las leyes. Unas medidas que no han resultado efectivas, ya que no han logrado cumplir con el plazo establecido. En otros no se pudo demostrar la relación o habían sido puestos en libertad y no pudieron ser contactados.

"Bueno, tengo una solución".