Meghan Markle rompe el protocolo y se posiciona sobre el aborto

Viernes, 13 Jul, 2018

Meghan Markle renunció a toda una vida cuando decidió casarse con el príncipe Harry pues tenía conocimiento que una vez que se convirtiera en una mujer que formara parte de la realeza, debía dejar de trabajar, por lo que se vio obligada a abandonar su carrera como actriz. Allí, asistieron a una exclusiva cena en la residencia del embajador británico, Robin Barnett, donde charlaron con diferentes personalidades de la sociedad irlandesa. Esto surgió porque en Irlanda se votó a finales de mayo en favor de reformar la Constitución para liberalizar la legislación vigente sobre el aborto, una de las más restrictivas y controvertidas de Europa, explicó El Comercio.

"La duquesa y yo charlamos sobre el resultado del reciente referendum, ella se mostró interesada y satisfecha por el resultado", decía ese tuit que Noone borró de su perfil tras la polémica. Así se lo contó a la senadora Catherine Noone en la reciente visita oficial de los duques a Dublín, comentario que Noone compartió en su cuenta de Twitter poniendo en aprietos protocolarios a Meghan que, como miembro de la realeza, no debe pronunciarse en temas políticos ni británicos ni en el extranjero.

Meghan Markle, duquesa de Sussex, reveló este miércoles que extraña estar soltera.

Sin embargo, Meghan Markle no quedó alejada de la polémica porque la activista a favor del aborto Vicky Phelan también asistió al evento y comentó en declaraciones que dieron la vuelta a la prensa europea: "Meghan ha seguido mi historia y me ha animado a seguir luchando".

Durante el evento, la nueva duquesa de Sussex desplegó todo su encanto y carisma, demostrando que se ha adaptado muy fácilmente a su nuevo rol en la familia real.

"Yo soy una fan de 'Suits' y te echo de menos".