Cae petróleo luego que EU suaviza postura sobre sanciones

Sábado, 14 Jul, 2018

"A su vez, esto podría tener un impacto marcado en el crecimiento de la demanda de petróleo". Si por el contrario esta guerra se complica, los aranceles pueden afectar la inversión, los capitales y hasta el consumo de muchos productos, lo que resultaría de manera negativa en la demanda energética.

La consultora venezolana Ecoanalítica ha estimado que este año el país petrolero podría cerrar con una producción de 1,2 mbd.

Al mismo tiempo, la OPEP espera que las disputas comerciales internacionales se resuelvan en un futuro cercano y que en 2019 no haya aumento significativo de los aranceles en el comercio mundial.

La organización reafirmó que sus 15 miembros están preparados para garantizar la estabilidad del mercado a través del suministro suficiente de petróleo.

En declaraciones concedidas el jueves a la agencia británica de noticias Reuters, Kazempur explicó que el aumento de la producción de crudo por parte de la OPEP tras la presión del presidente de estadounidense, Donald Trump, fue de apenas 170 000 barriles por día (bpd) en junio y que no crecería mucho más en 2019, lo que también pesaría sobre la expansión económica.

Los temores a una oferta ajustada, atizados por la caída del bombeo de Venezuela, cortes de suministros de Libia y Angola, y el temor a una reducción de las exportaciones petrolíferas de Irán como consecuencia de las nuevas sanciones de EEUU contra Teherán, han impulsado al alza los precios del crudo.

El petróleo cae en estos momentos un 2,08% a 77,23 dólares barril brent.

En 2019, la OPEP pronostica un aumento de la producción del petróleo en Rusia en 20.000 barriles, hasta 11,17 millones de b/d.

"La producción del crudo en EEUU en 2018 crecerá en 1,18 millones de barriles diarios en términos interanuales, hasta 10,53 millones de barriles diarios", dice el informe.

Con ello, el reino wahabí, el mayor exportador mundial de crudo, junto a otros socios como Emiratos rabes Unidos o Catar, compensó con creces los retrocesos registrados en las extracciones de otros países miembros, como Libia (-254.300 bd), Angola (-88.000 bd), Venezuela (-47.500 bd) o Irán (-22.700 bd).