Miles de católicos argentinos renuncian a la Iglesia; no se sienten representados

Sábado, 11 Ago, 2018

Diferentes agrupaciones están impulsando esta iniciativa, que busca separar a la Iglesia del Estado. Por cada creyente que es bautizado, la Iglesia Católica percibe del Estado una suma de dinero.

Enviando una carta informando la decisión de dejar de pertenecer a la Iglesia Católica y por lo tanto exigiendo que se modifiquen los registros donde figurás como católica o católico.

La carta debe ser enviada a la diócesis a la que pertenece la parroquia donde cada persona fue bautizada.

Tras el debate y rechazo por parte de los senadores al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo creció de forma inusual la búsqueda por la "apostasía" en internet. La carta debe recibir una respuesta favorable en un lapso de cinco días.

La Apostasía Colectiva fue organizada por la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) y se convocó a aquellos que fueron bautizados y que ya no se sienten representados por esa institución. Si no llega, hay dos opciones: contactar a la diócesis para verificar el estado del trámite o hacer la denuncia en la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales. Mientras transcurría la sesión en el Congreso, muchas personas a favor de la legalización del aborto, completaron el formulario para iniciar el trámite que los desvincula de la iglesia católica.