¡Hoy es el día internacional del Gato!

Domingo, 12 Ago, 2018

Los amantes de los felinos no consiguen ponerse de acuerdo sobre cuál es la mejor fecha para celebrar el amor por sus mascotas y su falta de acuerdo ha convertido a estos animales en los únicos en tener dedicados tres días al año.

En Inglaterra se celebra el 29 de octubre el Día Nacional de los Gatos y para Estados Unidos y algunos países de América el 20 de febrero es el Día Mundial de los Gatos en honor al felino "Socks", adoptado por la familia Clinton cuando ocuapaban la Casa Blanca.

La veneración de este animalito de compañía se remonta a las civilizaciones más antiguas en las que se les consideraba hasta dioses, el 8 de agosto es la primera fecha marcada en el calendario; desde 2002 una iniciativa promovida por el Fondo Internacional para el Bienestar Animal permite que se celebre este día, el Fondo junto con otras organizaciones defensoras de los animales, eligieron esta fecha porque en el hemisferio norte, este mes es la época del año en la que están en pleno apogeo de apareamiento.

La lengua de los gatos está formada por diminutos ganchos que utilizan para atrapar y desgarrar el alimento.

Las gatas, generalmente, son diestras y los gatos, zurdos.

Sus bigotes se caen periódicamente y vuelven a crecer.

Su cola es un órgano esencial para su equilibrio.

Tienen la capacidad de saltar una distancia hasta siete veces su propia altura.

Los gatos detestan olores fuertes como el de la cebolla o el vinagre, las naranjas o los limones. También ronronea cuando está enfermo o asustado, y lo hace para tranquilizarse a sí mismo.

Los gatos se saludan rozando sus narices.

Duermen entre 16 y 18 horas al día, pero están alerta a cualquier estímulo. Según Arquipets, todo depende del carácter, la crianza y la personalidad del gato y del perro en cuestión.

Los gatos tricolores casi siempre son hembras: uno de cada 4 mil gatos tricolor es macho y suele ser estéril.

La leyenda de sus siete vidas se debe a que sobreviven a caídas graves por su capacidad de darse vuelta en el aire y aterrizar en cuatro patas. Si no puedes adoptarlo ayuda a campañas de esterilización, vacunación y albergues.