NASA lanza con éxito la sonda solar Parker

Domingo, 12 Ago, 2018

- El lanzamiento de la sonda solar Parker, la primera astronave que transitará por la corona del Sol, fue aplazado hoy hasta este domingo, con lo que son ya tres lanzamientos suspendidos en la base de Cabo Cañaveral (Florida). El cohete Delta IV Heavy de la compañía United Launch Alliance tenía previsto inicialmente el despegue a las 03.33 hora local (07.33 GMT) desde la base aérea de Cabo Cañaveral de la Agencia Aeroespacial de EEUU (NASA) con la sonda a bordo y tras dos demoras fue cancelado por motivos técnicos. Según la agencia espacial, el dispositivo viajará a través de la atmósfera de la mayor estrella de nuestro sistema, a una distancia "siete veces más cercana" que cualquier otra nave que lo haya hecho anteriormente.

Y así puede contribuir a resolver cuestiones como la diferencia de la temperatura de la atmósfera del astro rey que está a más de un millón de grados, mientras que la propia superficie solar está a seis mil grados. Tras años de investigación, los investigadores han hallado una manera de que la sonda resista a un calor equivalente a 500 veces lo que experimentamos en la Tierra y realizar, así, observaciones "in situ".

El vídeo explica de que esta formada la sonda para poder resistir las altas temperaturas, el escudo térmico que lleva la sonda, compuesto de carbono de 11 centímetros de espesor, hará que esta pueda soportar las elevadas temperaturas, que pueden llegar hasta los 1.377 grados. Una velocidad que equivale a viajar entre Nueva York y Tokio en un minuto y que permitirá a la sonda alcanzar el Sol en noviembre.

La sonda, que orbitará 24 veces alrededor del Sol y se irá acercando progresivamente a éste con la ayuda de la gravedad de Venus, llegará a su punto más cercano en 2025, que es cuando se podrá reunir la información de más valor.

La misión del Parker es convertirse en la primera nave espacial construida por el hombre, diseñada para enfrentar el calor de la atmósfera del sol, que es 300 veces más ardiente que la superficie de la estrella. "Vamos a aprender algo en los próximos años", dijo Eugene Parker, el astrofísico de 91 años que pronosticó la existencia del viento solar hace 60 años y da nombre a la sonda.