Astrónomos detectan 72 señales de radio que se repite desde una galaxia

Viernes, 14 Set, 2018

Un grupo de científicos del instituto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), dedicado a la búsqueda de vida extraterrestre, analizó 400 terabytes de datos radiofónicos provenientes de una galaxia enana localizada a unos tres mil millones de años luz de la Tierra, lo que les permitió detectar 72 señales extraterrestres.

Se trata de una ráfaga rápida de radio (FRB por sus siglas en inglés), un fenómeno astrofísico de gran energía de origen desconocido que se manifiesta como un pulso de radio fugaz que dura unos pocos milisegundos. La fuente de estas emisiones aún no está clara, sin embargo.

Según los investigadores, dichas señales tienen su origen en las estrellas de neutrones altamente magnetizadas y bombardeadas por corrientes de gas procedentes de agujeros negros.

Fue en 2001 cuando se detectó la primera ráfaga rápida de radio, un estallido de radiación producido hace millones de años que llega a la tierra de forma breve, pero intensa.

Si bien la mayoría de las ráfagas de radio rápidas son únicas, la fuente aquí, FRB 121102, es única al emitir ráfagas repetidas.

Este comportamiento ha llamado la atención de muchos astrónomos, con la esperanza de precisar la causa y la física extrema involucrada en estas ráfagas de radio rápidas, y la posibilidad de encontrar vida extraterrestre.

Esas 21 ráfagas fueron encontradas al analizar datos recopilados por el Telescopio Green Bank (EE.UU.) con la implementación de algoritmos informáticos estándar.

En este nuevo estudio, los astrónomos, liderados por Gerry Zhang, de la Universidad de California en Berkeley, entrenaron un algoritmo (red neuronal convulocional) para rastrear las ráfagas. Esto aumenta el número total de ráfagas detectadas de FRB 121102 a alrededor de 300 desde que se descubrieron en 2012.

"Este trabajo es solo el principio en el uso de estos poderosos métodos para captar señales de radio. Esperamos que nuestro éxito inspire otros esfuerzos serios para aplicar el aprendizaje automático a la radioastronomía".

Los resultados han ayudado a establecer nuevas restricciones en la periodicidad de los pulsos de FRB 121102, lo que sugiere que los pulsos no se reciben con un patrón regular, al menos si el período de ese patrón es más largo de aproximadamente 10 milisegundos.

Los nuevos resultados se describen en un artículo aceptado para su publicación en 'The Astrophysical Journal' y disponible para su descarga desde el sitio web Breakthrough Listen.