Estados | Mil cuerpos del 11-S, sin identificar

Viernes, 14 Set, 2018

Apenas unas horas después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 que mataron a cientos de personas, Donald Trump decía que ahora era dueño del edificio más alto en Nueva York. O al menos esa es la teoría, per en la práctica no es tan fácil.

"El hueso es el elemento biológico más difícil de trabajar" para recuperar el ADN, explica Mark Desire, vicedirector de biología forense en el Instituto Forense de Nueva York.

A esto se suman las condiciones a las que estuvieron expuestos los restos después del atentado: el fuego, la humedad, bacterias, la luz del sol, el combustible de los aviones que se estrellaron ese 11 de septiembre de 2001 contra las torres del World Trade Center.

Hombre cae de la torre norte del World Trade Center. Pero mil aún no logran ser identificados.

La técnica ha permitido reconocer este verano a Scott Michael Johnson, un joven de 26 años que trabajaba en el piso 89 de la torre Sur, y se espera que acelere el ritmo penoso de identificación: una víctima por año en los últimos cinco años.

El laboratorio solo consagra una parte de su tiempo a la identificación de restos humanos del 11/9 y estudia otros casos de desapariciones, pero el tema ocupa un lugar importante en estos locales situados a unos 2 km del "Ground Zero". El Instituto Forense posee unas 17 mil muestras, pero ninguna para 100 víctimas. "Pero también te reconforta, porque puedes ofrecer un verdadero entierro a los que amas", acota.

El Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York determinó en 2009 que las acusaciones de que la ciudad había manejado mal los restos en Fresh Kills equivalían a "falta del cuidado debido", que no fue suficiente para demandar a la ciudad.

"Además del impacto emocional de nuestro país y miles de nuestros ciudadanos siendo atacados, y tal vez con algunos amigos muertos, estar donde estoy es la sensación más abrumadora de aislamiento", manifestó en el escrito el astronauta que viajó al espacio en tres ocasiones, permaneciendo 129 días a bordo de la EEI.