Gobernadores llegan a casa de transición de López Obrador - Quadratín

Viernes, 14 Set, 2018

Los gobernadores de los estados fronterizos del norte del país se reunieron este miércoles con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para hablar sobre el plan de desarrollo para la frontera norte que impulsará el nuevo gobierno.

Por la mañana Andrés Manuel López Obrador se reunió con gobernadores del norte del país como Chihuahua, Tamaulipas, Sonora, Nuevo León, Baja California y Coahuila.

Señaló que otro tema que se tocó con los gobernadores fue la creación de una zona libre en la frontera norte, en donde se reducirán los impuestos al Valor Agregado (IVA) y sobre la Renta (ISR), además de que aumentará al doble el "salario mínimo" con el objetivo de impulsar la creación empleos.

El plan denominado Última Cortina implicará, además, homologar con Estados Unidos los precios de la gasolina, en lo que será una zona libre 30 kilómetros a lo largo de toda la frontera.

Esta vez, López Obrador fue más preciso en las ciudades donde se implementarán las medidas anunciadas: en la frontera, incluye a Ciudad Juárez y Tijuana; en el Valle de México a Chimalhuacán, mientras que también se dirigirá a Acapulco, en Guerrero, y a Playa del Carmen, en Quintana Roo, entre otras. "Hemos analizado las medidas de coordinación y especialización que tenemos que hacer para que este programa sea exitoso, para que redunde no sólo en beneficio de la frontera sino del país, porque esto va a generar un crecimiento de la economía mexicana, tendrá un impacto nacional", comentó.

"No hay diferencias políticas; estamos privilegiando las coincidencias políticas y vamos a trabajar juntos; la forma que le apueste a que le vaya mal a los gobernadores y le vaya mal al presidente, puede fracasar".

El segundo programa, abundó, prevé una intervención en 15 ciudades -5 del norte del país, 5 del centro y 5 del sureste con destinos de playa- con programas para abatir la pobreza.

"Estoy convenciendo al nuevo gobierno de que necesitamos construir una nueva presa (para abastecer de agua al estado) y he visto simpatía del gobierno entrante en este sentido", añadió. "Entonces, estamos trabajando en estos planes, son en efecto 15 ciudades", apuntó el presidente electo.