Las mujeres estudian cada vez más que los hombres, pero ganan menos

Viernes, 14 Set, 2018

Las mujeres representan un porcentaje cada vez mayor de los titulados universitarios, pero eso no impide que sigan ganando menos que sus colegas varones y, de hecho, la brecha en ese nivel de estudios es más elevada, según un estudio anual divulgado ayer en París (Francia) por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), compuesto por 37 estados (no está Bolivia).

A pesar de que el número de mujeres que obtiene un título de educación superior crece y es mayor al de los hombres en los países de la OCDE, ellas continúan teniendo un menor acceso al mercado laboral.

Según la ministra de la Mujer, Isabel Plá, los análisis de las carreras demuestra que las mujeres se matriculan en las de menor empleabilidad y de sueldos más bajos en comparación a los hombres: "Por este motivo ellas empiezan a competir en el mercado laboral con una diferencia que las perjudica y es por esto que le pedimos a las universidades del Cruch que puedan motivar a las mujeres para que en el proceso de admisión 2019 postulen a otras carreras que tradicionalmente han tenido más matrícula masculina", sostuvo.

Esa brecha 26% es superior incluso que la que se constata entre quienes sólo han cursado hasta segundo ciclo de secundaria (hasta el bachillerato), 22%, o entre quienes abandonaron antes los estudios, también 22%.

Esa brecha es "ligeramente más amplia" que en Brasil y Chile, para mencionar países de la región, pero "considerablemente mayor" que la media que se registra entre los 35 miembros de la Ocde.

Por el contrario, la brecha es inferior 20% en Bélgica, España, Letonia, Luxemburgo, Eslovenia, Suecia, Turquía y, sobre todo, Costa Rica (7%).

En la práctica, los primeros se decantan por estudios mejor remunerados como la ingeniería, las industrias de transformación o las ciencias, las matemáticas o la informática, mientras que las segundas están mucho más presentes en las ciencias de la educación, las letras, las lenguas y las artes.

Además, la tasa de empleo de los universitarios es del 85 %, frente a sólo el 76 % para los que se han quedado en ese segundo ciclo de secundaria y por debajo del 60 % para los que no llegaron al equivalente del bachillerato.

La enseñanza terciaria tiene "ventajas significativas" en las tasas de empleo, resaltó la organización, ya que el 88 % de los adultos con esta formación estaban ocupados en 2017, frente al 72 % de aquellos con educación superior o postsecundaria no terciaria.

En este nivel educativo, el tiempo que se pasa en la escuela ronda las 15 horas a la semana, lo que constituye la cifra más baja entre los países con datos disponibles, que tienen un promedio de asistencia de 30 horas por semana.

La proporción de personas entre 25 y 34 años que no completaron su educación media es solo del 17 por ciento (15 por ciento en la OCDE).

Así, los jóvenes con padres que no superaron el segundo ciclo de secundaria, aunque son dos de cada tres en su grupo de edad, sólo suponen un 47 % de los estudiantes universitarios.

Son pocos los países americanos que integran la organización.