Pareja inglesa roba semen de su hijo muerto para convertirse en abuelos

Viernes, 14 Set, 2018

El doctor David Smotrich fue el encargado de realizar las intervenciones y decidió dar explicaciones y declarar que desconocía que los padres no contaban con la autorización de su hijo para la gestación.

Además, la pareja que supera los 50 años, congeló y transportó el semen hasta los Estados Unidos para proceder a un tratamiento de fertilidad eligiendo el sexo, ya que buscaban a un heredero varón. Algo que también está prohibido terminantemente en las islas. De hecho, Smotrich confirma que "utilizar el esperma de un fallecido es algo raro, apenas lo he hecho en cinco ocasiones". Esta pareja estaba desesperada por encontrar a alguien que pudiera crear un heredero. "Lo que hicimos no está disponible en el Reino Unido, donde la selección de género no es legal". Esta actuación levantó la polémica en el Reino Unido, dado que el matrimonio no pidió permiso a su hijo algo que era imposible para extraer el semen que había sido recogido antes de su muerte.

Según las fechas que maneja el diario británico, todo esto sucedió entre 2013 y 2014.

El procedimiento aseguró que el bebé en gestación fuera varón, y el nacimiento se produjo en el año 2015, en suelo estadounidense. El coste total del proceso podría rondar los 100.000 euros para los padres, ya convertidos en abuelos.

Por su parte, Smotrich comentó: "No estoy aquí para juzgar quién debe ser padre".

Ahora, se enfrentan a una posible demanda por saltarse varias leyes británicas. El niño ya tiene hoy 3 años y vive felizmente en Inglaterra con sus padres-abuelos. Algunos casos - abuelas que desean engendrar hijos que no verán crecer, parejas que conciben a un hijo para salvar a su hermano enfermo, viudas prematuras que desean tener un hijo póstumo - han llevado el debate a sus extremos.

Regla: Los comentarios son auto regulados.