El Athletic tiene el octavo límite salarial más alto de la Liga

Sábado, 15 Set, 2018

El límite salarial se implementó en 2013 ante los escándalos económicos que salpicaban, sobre todo, a clubes modestos, con compromisos contractuales con jugadores que eran inasumibles con los ingresos de los clubes.

El conjunto de Orriols se establece en el decimosegundo puesto de la categoría, justo por detrás del Leganés y por delante de equipos como Celta, Éibar, Getafe, Alavés, Girona, Rayo Vallecano, Huesca y Valladolid.

El segundo factor clave es el gasto de plantilla en todas las secciones deportivas. Todas ellas suman un total de 15 'kilos' que el Real Madrid no tiene de gasto al tener menos secciones.

Por último está el beneficio en los presupuestos del Real Madrid para la temporada 2018-19. Si bien es cierto que estas cantidades pueden ser incrementadas, como se explica en el comunicado, y tampoco quiere decir que vaya a ser el gasto final del curso.

LaLiga hizo públicos los datos tras sus juntas de Primera y Segunda, después de que cada club le propusiera su límite, de acuerdo a las normas de elaboración de presupuestos de clubes, y el órgano de validación de ésta los haya aprobado o en su caso lo haya rectificado "hasta el importe que garantice la estabilidad financiera del club".

Recalcan desde el organismo regidor que preside Javier Tebas que "este límite de coste de plantilla es el importe máximo que cada club/SAD puede consumir durante la temporada 2018/2019, y que incluye el gasto en jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico del primer equipo (plantilla inscribible según el Artículo 38 de las Normas de Elaboración de Presupuestos)". Los conceptos incluidos por La Liga en los límites de gastos del escuadrón son fijos y salarios variables, contribuciones a la seguridad social, bonificaciones colectivas, costos de adquisición (incluidas comisiones por agentes) y amortizaciones (tarifas de transferencia de jugadores asignadas anualmente según en la cantidad de años que el jugador tiene contrato). Un club/SAD puede solicitar el límite que estime oportuno para hacer frente a su presupuesto de gastos deportivos, siempre que no supere su límite máximo.