Florence se acerca a costa estadounidense - Internacionales

Sábado, 15 Set, 2018

En un boletín especial, el NHC indicó que el ciclón mueve vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora (150 km/h) y rachas superiores, y se dirige rumbo oeste a 6 millas por hora (9 km/h), lo que le llevará paulatinamente hacia el interior de Carolina del Norte y posteriormente al vecino estado de Carolina del Sur.

Meteorólogos afirman que la embestida durará horas y seguirá extrayendo energía del océano.

Unas 60 personas, entre ellas muchos niños, fueron evacuados de un hotel en Jacksonville, Carolina del Norte, luego de que fuertes vientos hicieron colapsar partes del techo, dijeron funcionarios locales. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter. "Florence" se mantiene degradado a categoría 1, con vientos que alcanzan los 150 km/h.

A medida que las tormentas más intensas de la temporada causan estragos, los científicos están considerando ampliar la escala de huracanes Saffir-Simpson, que se utiliza para definir las categorías de los huracanes.

De todos modos, es probable que Florence supere los 20 billones de litros (5,2 billones de galones) que Floyd liberó hace 19 años, hasta entonces la tormenta más escalofriante en tocar las Carolinas.

El río Neuse en Carolina del Norte ha causado inundaciones pues su nivel aumentó al menos 3 metros.

"Una amenaza importante persistirá durante las próximas 24 a 36 horas", dijo Jeff Byard, de la Agencia federal para el manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) después de que Florence tocó tierra a las 07H15 en Wrightsville Beach. Miles de personas huyeron de sus casas y unas 21.000 personas estaban refugiadas en 157 albergues.

En Wilmington, se sintieron varias detonaciones, posiblemente por la explosión de transformadores eléctricos.

Una madre y su hijo han muerto después de que un árbol cayese sobre su vivienda en Wilmington y otra mujer ha fallecido de un ataque al corazón en Hampstead, ambas ciudades de Carolina del Norte, Estados Unidos, como consecuencia del huracán Florence.

El famoso balneario de Myrtle Beach era un pueblo fantasma.

"En unos pocos segundos, el agua subió hasta la cintura, ahora está a la altura del hombro", contó a CNN Peggy Perry, que debió refugiarse con tres familiares en la parte más alta de su casa.

Las imágenes gozan de gran realismo y logran explicar didácticamente el impacto real que viene provocando sobre el estado de Carolina del Norte.

Se espera que este sábado el ojo de la tormenta avance tierra adentro sobre las Carolinas, para luego enfilar al norte hacia las montañas Apalaches al inicio de la próxima semana.