Maduro viaja a China en busca de apoyo económico

Sábado, 15 Set, 2018

El presidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Omar Barboza, dijo hoy que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, viajó a China con la intención de "evitar el default (recesión de pagos)" y que a su Gobierno le den "más prórroga" para el pago de las obligaciones que mantiene con ese país.

Maduro está de visita en Pekín, donde busca convencer al gobierno chino de que conceda nuevos créditos a su país, golpeado por la crisis.

Muy pocos dirigentes extranjeros han visitado el mausoleo de Mao, cuyo poder de 1949 hasta su muerte en 1976 estuvo marcado por decenas de millones de muertos, por las hambrunas del "Gran salto adelante" y la represión y la violencia de la "Revolución Cultural".

"Estamos avanzando (...) en el proceso de producción conjunta de petróleo para el beneficio compartido", agregó.

Estos protocolos de acuerdo incluyen una cooperación reforzada en la exploración gasífera en Venezuela, una "alianza estratégica" en la extracción de oro y el suministro al país sudamericano de productos farmacéuticos, de los que está muy necesitado.

"Venezuela agradece el apoyo y comprensión de China y quiere aprender de su excelencia, seguimos activamente el desarrollo del plan de las Nuevas Rutas de la Seda y queremos debatir posible inversión financiera", dijo Maduro, según el canal estatal chino CCTV.

El presidente Nicolás Maduro partió este miércoles a China, como parte de una gira internacional que asegura es parte de la denominada "diplomacia de paz".

Según el dirigente venezolano, que denuncia frecuentemente el "imperialismo de Estados Unidos", China diseña en cambio para el planeta un destino "sin imperio hegemónico que chantajee, que domine, que agreda a los pueblos del mundo".

Con Maduro viajó parte de su equipo económico, que se reunió hoy en Pekín con el ministro chino de Finanzas, Liu Kun, para examinar la cooperación binacional.

El gigante asiático tiene fuertes inversiones en petróleo y es el principal socio financiero de Venezuela, que ha recibido préstamos chinos por unos 50.000 millones de dólares en la última década, pagados principalmente con crudo.

Maduro podría volver con un nuevo crédito de 5.000 millones de dólares y la ampliación por seis meses del período de gracia para el servicio de la deuda, según información extraoficial citada por la consultora venezolana Ecoanalítica.

El presidente venezolano dijo además que su plan económico anunciado el 17 de agosto, con una devaluación de un 96 por ciento, aumento de impuestos, entre otros; tuvo su "base teórica" en recomendaciones hechas por China en 2011 al entonces mandatario Hugo Chávez.