Manafort se declara culpable por injerencia rusa

Sábado, 15 Set, 2018

Paul Manafort, ex jefe de campaña de Donald Trump, accedió a declararse culpable por conspiración y conspiración para obstruir la justicia, dos de los siete cargos en su contra, como parte de un acuerdo con el fiscal especial, Robert Mueller, según documentos publicados por la prensa estadounidense.

La decisión significará un revés para el presidente Donald Trump en el caso de injerencia del Kremlin en las elecciones del 2016 que pusieron al republicano en el mayor cargo de los Estados Unidos.

Manafort, que ya fue declarado culpable de ocho delitos de fraude hace tres semanas, pactó cooperar con las autoridades y reconoció ante una corte federal su responsabilidad en dos cargos que se le imputaban con objeto de evitar el juicio previsto para el próximo 24 de septiembre, además de un potencial tercer proceso judicial.

Luego, en este caso, los fiscales siguieron el rastro de los movimientos que Manafort hizo en nombre de Viktor Yanukovych, presidente de Ucrania, y del partido de las Regiones prorruso. Manafort enfrenta una pena de entre 7 y 10 años en prisión por ese caso. Manafort tendrá derecho a un abogado, según explicó la jueza Berman. "Una vez más una investigación ha concluido con un alegato que no tiene nada que ver con el presidente Trump ni con la campaña de Trump", añadió. Esto es un indicio de que los abogados de Manafort habrían llegado a un acuerdo para que se declare culpable. Durante el juicio en agosto por fraude fiscal y bancario en sus negocios de consultor, los abogados de Manafort defendieron con vehemencia su inocencia, atacaron a Mueller y trataron de culpar de cualquier irregularidad a Rick Gates, que era la mano derecha del consultor y también trabajó en la campaña de Trump. En el juicio, los fiscales mostraron cómo Manafort trabajó para los ucranianos pro-rusos y canalizaron millones de dólares en ingresos a través de cuentas chipriotas. Sin embargo, hubo referencias ocasionales de Manafort relacionadas con la campaña, como correos electrónicos que muestran que habla con el yerno de Trump, Jared Kushner, a favor de un directivo bancario que había aprobado créditos por 16 millones de dólares y quería un empleo en el gobierno de Trump.