Huracán Florecen sigue haciendo estragos en EE.UU

Domingo, 16 Set, 2018

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que Florence podría cubrir casi todo el estado con varios metros de agua.

A pesar de haber degrado, se espera que Florence deje a su paso inundaciones catastróficas en las zonas afectadas por lo que las autoridades recomendaron tomar precauciones e hicieron un llamado a mantener las medidas preventivas necesarias.

Los meteorólogos advirtieron que las lluvias torrenciales, de entre 30 y 100 centímetros, provocadas por la tormenta, mientras cruza Carolina del Norte y Carolina del Sur, podrían ocasionar fuertes inundaciones tierra adentro en los próximos días.

Florence sigue avanzando por la costa atlántica con fuertes precipitaciones.

El sistema tocó tierra cerca de la playa de Wrightsville, con vientos máximos de 150 kilómetros por hora de categoría 1; al degradarse disminuyó la velocidad a 110 kilómetros por hora.

Además, el NHC no descartó tornados: "Algunos tornados son posibles en el sureste de Carolina del Norte y el noreste de Carolina del Sur".

Aunque dejó de ser huracán y se volvió tormenta tropical, seguía siendo letal.

Aún está en efecto un aviso de marejada ciclónica de Myrtle Beach hasta Ocracoke Inlet (Carolina del Norte) y Pamlico Sound, incluyendo los ríos Neuse y Pamlico.

Una madre y su bebé murieron luego de que un árbol cayera sobre su casa, otro hombre se electrocutó cuando intentaba conectar un generador de energía, una mujer perdió la vida a causa de un ataque cardíaco y un hombre cuando salió al revisar a sus perros.

Y una quinta fue informada por los medios locales que en el mismo condado esta mañana apareció muerto un hombre de 77 años junto a su vivienda en Kinston.

Los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. indican que el centro de Florence "se mueve lentamente en dirección oeste hacia la frontera entre Carolina del Norte y Carolina del Sur". Más de 60 personas tuvieron que ser sacadas de un motel a punto de colapsar y centenares más tuvieron que ser rescatadas de otros lugares debido a las inundaciones.

El motivo es que el fenómeno se desplaza a solo 6,5 kilómetros por hora y así castiga de manera prolongada unas zonas con un terreno ya saturado de agua, y esta acumulación se suma al aumento del nivel del mar de hasta 4 metros en Carolina del Norte provocado por la marejada ciclónica.

Visita oficial. El presidente Donald Trump visitará las áreas afectadas "de principios a mediados de la próxima semana" cuando se determine que su viaje no interrumpirá las labores de rescate. "Hasta ahora hemos rescatado a más de 400 personas y cientos más están esperando ayuda".

"Mientras estamos listos para desplegar recursos estatales para ayudar a los funcionarios locales en sus esfuerzos de respuesta, es fundamental que todos los texanos en el camino de la tormenta estén preparados para garantizar su propia seguridad", indicó el gobernador.