Su exjefe de campaña ¿una gran amenaza para Trump?

Domingo, 16 Set, 2018

Paul Manafort, quien fue jefe de campaña del presidente, Donald Trump, se declaró culpable de conspiración y conspiración para manipular testigos en contra del gobierno de Estados Undios. "No está relacionado en absoluto", dijo la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Manafort, que ya fue declarado culpable de ocho delitos de fraude hace tres semanas, pactó cooperar con las autoridades y reconoció ante una corte federal su responsabilidad en dos cargos que se le imputaban con objeto de evitar el juicio previsto para el próximo 24 de septiembre, además de un potencial tercer proceso judicial.

Trump no dijo absolutamente nada sobre el acuerdo de cooperación de Manafort, y su abogado, el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, mantuvo la estrategia oficial de marcar distancias.

Mueller, investiga desde mayo de 2017, de manera independiente al Gobierno, los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y Rusia, a la que las agencias de Inteligencia acusan de interferir en los comicios de 2016. Manafort enfrenta una pena de entre 7 y 10 años en prisión por ese caso.

El jurado anunció su decisión después de deliberar durante cuatro días sobre los cargos de evasión fiscal y fraude bancario que pesaban sobre Manafort, que dirigió la campaña electoral del mandatario durante un periodo crucial en 2016, cuando Trump logró la candidatura republicana y lo ratificaron en la convención del partido. La novedad representa un fuerte revés para Trump, que el mes pasado había elogiado a su colaborador por negarse, justamente, a llegar a un acuerdo con los fiscales a cambio de la posibilidad de recibir una sentencia más leve, tal como lo hizo el exabogado personal del presidente Michael Cohen, o su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn.

La Casa Blanca no tardó en distanciarse, como en anteriores ocasiones, de la declaración de culpabilidad tratando de desvincularla del presidente. En el juicio, los fiscales mostraron cómo Manafort trabajó para los ucranianos pro-rusos y canalizaron millones de dólares en ingresos a través de cuentas chipriotas. Al hablar de Manafort, los funcionarios más cercanos al presidente suelen recurrir a un mensaje: Manafort estuvo pocos meses al frente de la campaña, y todas las acusaciones en su contra no tienen ninguna vinculación con la candidatura de Trump.