Trump plantea pagar $20 millones a México para que expulse a inmigrantes

Domingo, 16 Set, 2018

Esta decisión supone un golpe de realidad y un viraje drástico de Trump, de acuerdo con El país.

Katie Waldman, una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), dijo que el programa estaba destinado a ayudar a aliviar los flujos de inmigración en la frontera de Estados Unidos con México.

¿Recuerda la insistencia del presidente Donald Trump de que México pagaría por su muro fronterizo?

El Departamento de Seguridad Interior calcula que el nuevo aporte puede propiciar que las autoridades mexicanas incrementen en un 10% la deportación de inmigrantes latinoamericanos ilegales.

En reiteradas ocasiones, el gobierno mexicano ha rechazado tajantemente esta propuesta, mientras las relación diplomática entre los países vecinos se ha deteriorado significativamente.

La Administración de Trump planteó al Congreso utilizar 20 millones de los fondos de asistencia al extranjero y utilizarlos para ayudar a México a financiar el transporte y proceso de deportación de al menos 17 mil personas que se encuentran en su territorio de forma ilegal.

Además explicó que "las autoridades mexicanas serán las responsables de detener y deportar a inmigrantes de acuerdo con las leyes nacionales e internacionales, pero será Estados Unidos el que financiará por completo los aviones y autobuses con los que se trasladará a los indocumentados -en su mayoría centroamericanos- a sus países de origen". En un comunicado emitido por la Secretaría de Gobernación se resalta que se encuentran "evaluando la propuesta". Se estima que anualmente transitan por México hacia la frontera sur de EE.

"Esta propuesta es parte de un esfuerzo multifacético para abordar la crisis en nuestra frontera sureña".

Donald Trump quiere convertir a México en el verdadero muro que le ayude a contener inmigrantes provenientes de Centroamérica. El Departamento advierte de que este mes han aumentado un 38% de las detenciones de familias tras entrar irregularmente a EE UU. EE UU y México acordaron en 2008 la llamada Iniciativa Mérida por la que Washington concede ayudas millonarias en la lucha contra el narcotráfico y en el control fronterizo en el país vecino. El efecto fue mayúsculo: en 2015 y 2016 México deportó a más inmigrantes que EE UU.

La maniobra es la más reciente de la administración para reducir el número de inmigrantes que cruzan la frontera suroeste, entre las que destaca la política de "tolerancia cero" para enjuiciar penalmente a cualquier inmigrante que ingrese al país sin autorización, y separar a niños de sus padres.