Apple niega rotundamente haber encontrado chips para espionaje ocultos en sus servidores

Lunes, 08 Oct, 2018

En varias ocasiones China ha sido señalada por llevar a cabo espionajes tecnológicos, mismos que van desde grotescos intentos por medio de software maliciosos, hasta llegar a la sutileza de emplear la más alta tecnología para poder acceder a los secretos de las grandes compañías de la industria de la tecnología. Fruto de esta guerra es que noticias como la que os contamos hoy, en la que se han encontrado chips espía en servidores de Apple o Amazon, no nos sorprendan tanto.

Paralelamente, el vicepresidente de Estados Unidos, Michael Pence, acusó a China de inferir en los asuntos internos del país.

Estamos profundamente decepcionados de que en sus tratos con nosotros, los reporteros de Bloomberg no hayan estado abiertos a la posibilidad de que ellos o sus fuentes pudieran estar equivocados o mal informados.

Bloomberg informó que Amazon descubrió los chips maliciosos en 2015 cuando examinaba servidores fabricados por una empresa conocida como Elemental Technologies, que Amazon finalmente adquirió.

Por su parte, Bloomberg Businessweek citó a 17 fuentes anónimas de inteligencia y de compañías para asegurar que los espías chinos habían instalado chips dentro de los equipos usados por unas 30 empresas, además de múltiples agencias gubernamentales estadounidenses, lo que daría a Pekín acceso secreto a sus redes internas. Nuestra mejor suposición es que están confundiendo su historia con un incidente previamente reportado en 2016 en el que descubrimos un controlador infectado en un único servidor Super Micro en uno de nuestros laboratorios.

La portada de Bloomberg que investigó este caso de ciberespionaje chino que involucró el uso de microchips
La portada de Bloomberg que investigó este caso de ciberespionaje chino que involucró el uso de microchips

De acuerdo con la investigación realizada por Bloomberg Businessweek, Amazon y Apple detectaron el espionaje en 2015, e informaron al Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI). Lógicamente los gigantes tecnológicos del sector han salido a negar las informaciones.

Y Super Micro coincidió en que no tiene conocimiento de una investigación de este tipo ni ha sido contactada por alguna agencia gubernamental, ni tampoco ha visto que un cliente rompa lazos por una situación de este tipo. Indicaron que estaban realmente decepcionadas por el trabajo realizado por Bloomberg, mientras que su comunicado cogió gran relevancia y peso al ser respaldada por las principales compañías afectadas: Apple y Amazon.

Super Micro Computer, así mismo, dice que ellos no estaban enterados de una investigación del gobierno sobre ellos y que ningún cliente los ha dejado por las supuestas fallas de seguridad.

"En ningún momento, pasado o presente, hemos encontrado problemas relacionados con hardware modificado o chips maliciosos en las placas base SuperMicro en los sistemas Elemental o Amazon", agregó un portavoz de AWS en un comunicado enviado por correo electrónico. Durante el desarrollo de las indagaciones de las autoridades norteamericanas, los responsables de la fabricación del hardware aseguraron que sufrieron coerción por parte del EPL, pues en un principio comenzaron a sobornarlos pero al negarse a instalarlos, los amenazaron con clausurar sus factorías.