Microsoft presenta xCloud, su proyecto de juegos en streaming

Martes, 09 Oct, 2018

Esta nueva iniciativa, de la que ya habló Phil Spencer durante una conferencia celebrada en el marco del E3 2018, permitirá a los usuarios jugar con sus títulos en cualquier dispositivo (ordenador, móvil y tableta) que pueda conectarse a Internet.

La iniciativa de Microsoft nos recuerda a Project Stream, el nuevo servicio de Google anunciado la pasada semana, a través del cual poder ejecutar juegos de consola en prácticamente cualquier dispositivo utilizando la tecnología de Chrome. Project xCloud es el ambicioso servicio de juego en streaming con el que la compañía autora de Windows busca llevar los juegos de Xbox a un mayor número de aficionados.

La compañía quiere que este sistema sea nativo y no requiera esfuerzo adicional de los desarrolladores, quienes podrás escalar el alcance de sus juegos sin trabajo adicional.

Más de 3.000 juegos están disponibles en Xbox One hoy en día, siendo por ello un amplio catálogo del que disfrutar en la consola.

Antes de lanzar Project xCloud, Microsoft tendrá que solucionar aspectos como la baja latencia de video, la alta calidad constante y mantener la reproducción de cuadros que esperan los jugadores en un videojuego. Para ello, han introducido partes de la consola en los servidores Azure, algo que permitirá la ejecución a distancia de los distintos videojuegos de la plataforma sin necesidad de software complejo.

xCloud empezará su fase de pruebas públicas en 2019, y con él cobra sentido el rumor de que la próxima generación de consolas Xbox estaría compuesta de inicio por dos consolas, una tradicional, y otra menos potente y barata que nos daría acceso a los juegos a través de este servicio. Project xCloud puede operarse con un control de Xbox a través de bluetooth o incluso con botones que aparecen en la pantalla táctil.

De hecho, si usan centros de datos para este servicio en países como España, la latencia será mucho más baja que el input lag de nuestros televisores, que se sitúa en torno a 10 y 15 ms para los mejores modelos del mercado. "Nuestro objeto", afirman, "es lograr ofrecer la mejor calidad posible con el menor bitrate posible para que todas las redes del planeta sean compatibles".