Mayoría de los colegios electorales de Brasil ya cerró sus puertas

Miércoles, 10 Oct, 2018

De esta forma, el Tribunal Superior Electoral ya puede comenzar a divulgar los escrutinios.

La justicia electoral reaccionó rápidamente asegurando que el sistema es muy seguro y que como las urnas no están conectadas entre sí (no usan internet) no es posible la actuación de hackers.

En este proceso se elegirá presidente y vicepresidente de la República, a los gobernadores de los 27 Estados (incluido el Distrito Federal de Brasilia), a los 513 diputados, a 57 de los 81 senadores y a los legisladores de las asambleas de cada uno de los Estados.

Los resultados empezarán a conocerse a partir de las 19:00 (22:00 GMT), debido a que hay que esperar a que cierren los centros de votación del estado de Acre (norte), donde el huso horario es de dos horas menos.

Según el Ministerio de Seguridad Pública, hasta las 15.00 hora local (18.00 GMT) se habían registrado 1.183 crímenes electorales, por los que fueron detenidas 260 personas, entre ellas seis candidatos que se promovían dentro de los lugares de votación.

Por su parte, la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, jefa de la primera misión de observación electoral de la OEA en Brasil, afirmó que los comicios se desarrollaban "con bastante normalidad" y sin incidentes.

El presidente de Brasil, Michel Temer, votó hoy a las 08:21 locales (11:21 GMT) en la ciudad de Sao Paulo y defendió el sistema de votación por urna electrónica, criticado por el líder en las encuestas, Jair Bolsonaro, como un eventual origen de fraude.

Las elecciones se celebraron con la seguridad reforzada por el Ejército en 513 de los 5.570 municipios del país, en su mayoría en la región amazónica y en el empobrecido nordeste, pero también en Río de Janeiro, en donde una creciente ola de violencia obligó al Gobierno a determinar una intervención militar en febrero pasado. La preocupación radicaba sobre todo en la exacerbada polarización con la que el país llegó a las elecciones, que tienen como favoritos para ir a una segunda vuelta al ultraderechista Jair Bolsonaro y al progresista Fernando Haddad.

Como ninguno alcanzará más de la mitad de los votos válidos, de acuerdo con los sondeos, los dos más votados tendrán que medirse en una segunda vuelta prevista para el 28 de octubre, en la que el ultraderechista figura con una ligera ventaja pero en empate técnico con Haddad, que sucedió al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT).