Para el Papa, abortar es como recurrir a un "asesino a sueldo"

Miércoles, 10 Oct, 2018

Elpapa Francisco comparó este miércoles el aborto con un asesinato propio de la mafia, señalando que es el equivalente a contratar a un sicario para "acabar con una vida humana para resolver un problema".

Todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida.

El pontífice hizo una reflexión sobre el quinto mandamiento: "No Matarás" y entonces condenó la supresión de la vida humana en el seno materno "en nombre de la salvaguardia de otros derechos". "¿Pero cómo puede ser terapéutico, civil, o simplemente humano un acto que suprime una vida inocente e inerme en su nacimiento?" Acoger al otro desafía nuestro individualismo.

Y agregó: ¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? "No se puede, no es justo". En cada niño enfermo, en cada anciano débil, en cada migrante desesperado, en cada vida frágil y amenazada, Cristo nos está buscando (cf. Mt 25, 34-46), está buscando nuestro corazón para revelarnos el gozo del amor. Esta situación puede ser dramática, por eso los padres deben ser acompañados y sostenidos para superar sus compresibles miedos.

En alusión a embarazos que se interrumpen por causas médicas, el Papa indicó que "un niño enfermo, como cualquier persona necesitada y vulnerable, más que un problema es un don de Dios, que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor".

FRANCISCO " En cambio, a menudo reciben consejos precipitados para que interrumpan el embarazo. Y aquí quiero detenerme para dar las gracias, dar las gracias a tantos voluntarios, dar las gracias al fuerte voluntariado italiano que es el más fuerte que yo haya conocido. Que Dios es "un amante de la vida", como acabamos de escuchar de la lectura de la Biblia. Son los ídolos de este mundo: el dinero -mejor deshacerse de éste porque costará- el poder, el éxito.

Lectura del libro de la Sabiduría: "Señor amas a todos los seres.A todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida". ¡Deja de rechazar la obra de Dios! "No te minusvalores, no te desprecies con adicciones que te arruinen y te lleven a la muerte".