Una batalla entre la izquierda y la extrema derecha — Elecciones en Brasil

Miércoles, 10 Oct, 2018

El viceprocurador del Tribunal Superior Electoral (TSE), Humberto Jacques de Medeiros, dio a conocer que se analizan las imágenes de electores que aprietan el número "17" en la urna electrónica del candidato del Partido Social Liberal (PSL), reseña Xinhua.

Impulsado por el efecto Bolsonaro, el PSL, una formación minúscula y que en 2014 solo eligió un diputado, sale de las urnas como la segunda mayor fuerza en la Cámara Baja, con 51 diputados, según las proyecciones iniciales.

La Justicia Electoral de Brasil inició este domingo una investigación por un video en el que se muestran a electores votando armados -violentando la norma electoral- en favor del candidato de la ultraderecha, Jair Bolsonaro, en Sao Joao de Merití.

Durante la convalecencia y en la semana en que estuvo de reposo en su residencia, Bolsonaro limitó la campaña a las redes sociales, hasta ahora su principal herramienta de campaña.

El Partido Democrático Laborista (PDT), que postuló a Ciro Gomes, el tercer candidato más votado, se reunirá mañana miércoles para evaluar su posición, aunque algunos de sus dirigentes han dicho que pretenden darle un "apoyo crítico" a Haddad.

El ultraderechista, polémico por ser defensor de la dictadura militar (1964-1985) y por sus declaraciones de tinte machista, racista, homofóbico y xenófobo, hizo el viernes un llamado al "voto útil" para intentar ganar las elecciones está primera vuelta.

Haddad, quien acusa a su rival de huir de los debates para no tener que confrontar sus propuestas, afirmó en un mensaje en Twitter que aceptaría hasta encontrarse con Bolsonaro en una enfermería para poder discutir sus propuestas.

El ultraderechista cuenta con el apoyo de los mercados y de las influyentes iglesias evangélicas.

Una encuesta de salida de Ibope para la gobernación de Río de Janeiro le dio al exjuez Wilson Witzel, aliado de Bolsonaro, una sorprendente victoria sobre el exalcalde izquierdista de Río Eduardo Paes con 18 puntos de ventaja, lo que apunta a que las proyecciones previas subestimaron la profunda antipatía del electorado con el Partido de los Trabajadores (PT).

El más votado en Minas Gerais fue el empresario Romeu Zema, un comerciante millonario postulado por el partido Novo que no figuraba entre los favoritos y no sólo terminó en primer lugar sino que expulsó de la disputa al actual gobernador, Fernando Pimentel, un importante líder del PT. A partir de ahora, apoyaré a Jair Bolsonaro y ganaremos en la segunda vuelta. "Nuestro adversario es un político tradicional, con 28 años de recorrido y pocos servicios prestados al país".

Fundado hace tres décadas, el PSDB gobernó el país entre 1995 y 2002 con el sociólogo Fernando Henrique Cardoso y este domingo, por primera vez desde 1994, fue marginado de una segunda vuelta en las elecciones presidenciales.