Dos jugadores rusos quedaron detenidos tras salir de fiesta

Jueves, 11 Oct, 2018

El escándalo protagonizado por los futbolistas rusos Alexander Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev (Krasnodar), que agredieron brutalmente a tres personas en un bar de Moscú. acapara todas las tapas de la prensa deportiva de Rusia.

En caso de que los futbolistas no hagan acto de presencia, "serían llevados por la fuerza", señaló una fuente oficial a la agencia Interfax.

Pak y Serguéi Gaisin, que fueron hospitalizados tras recibir el impacto de una silla, fueron agredidos después de llamar la atención de los futbolistas, que habían entrado en el local en estado de embriaguez y empezaron a comportarse de manera inadecuada.

Luego, los jugadores agredieron con puñetazos a un chofer del Canal Uno de la televisión rusa, lo que también quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Además, adelantó que la policía decidió iniciar un caso penal contra los dos futbolistas por vandalismo, lo que podría acarrearles varios años de cárcel.

El vídeo ha causado una unánime indignación en este país y hoy, martes, desde el Kremlin, al Gobierno, el Ministerio de Deportes o a la Unión de Fútbol de Rusia han clamado justicia.

La mañana del 8 de octubre Mamáev, centrocampista del club Krasnodar, y Kokorin, delantero de Zenit de San Peterburdo, llegaron a una cafetería para desayunar junto con un grupo de amigos.

El caso ha provocado conmoción en Rusia e incluso los dos clubes a los que pertenecen Kokorin y Mamaev estudian cortar sus contratos.